La solución a nuestro juego “busca la superluna del 2017”

¿Te animaste a buscar la superluna en el juego que te propusimos el pasado día 10? (aqui)

Si quieres ver el video otra vez, puedes hacerlo antes de que te digamos la solución.

Este año nos dirán que la luna llena del 3 de diciembre es una superluna. Y sí, será la luna llena que presentará un mayor tamaño aparente en el cielo de las 12 lunas llenas del 2017. El 3 de diciembre la Luna estará a unos 358 mil kilómetros de nosotros, comparados con los 412 mil kilómetros de la luna llena del 9 de junio, la superminiluna de este año 😉

Por si tienes curiosidad, aquí están, representadas a escala, todas y cada una de las lunas llenas del 2017.

Las lunas llenas del 2017

¿Así más fácil no?

En el video habíamos cambiado el orden, para añadir un poco de tensión dramática. La solución, la que aparecía con el número 7.

Si quieres ejercitar tu ojo una vez más. ¿Cuál es la “superminiluna” del 2017? ¿Cuál es la luna llena de menor tamaño aparente en el cielo este año?

Buscala en el video, en breve la solución estará en nuestro twitter @ANAstronomia.

Un saludo

 

.

Busca la superluna… si te atreves

El próximo 12 de enero, exactamente a las 11:34 TU (*) o si preferimos, a las 12:34 hora local en España, la Luna alcanzará oficialmente la fase de luna llena. Los almanaques y efemérides astronómicas pueden darnos este dato con gran precisión, al segundo si queremos.

Para el observador que suele utilizar los ojos para mirar al cielo, el momento exacto en que se produce la luna llena es menos importante. Seguramente tanto la noche anterior como la noche posterior la luna nos parecerá prácticamente igual de “llena”.

Esta va a ser la primera de las 12 lunas llenas que veremos en 2017. Como ya explicamos en su momento (aqui) dependiendo de la posición de la Luna en su órbita, su tamaño aparente cambia ligeramente. Cuando el plenilunio coincide con el perigeo o cerca de él, la Luna está más cerca de la Tierra y parece mayor…. la superluna.

Vale, vale, todo esto está muy bien. Seguro que el día de la superluna todo el mundo mira al cielo y la ve enoooooormeeeee. ¡Pues menudo soy yo echando tamaños a ojo!

Os proponemos un juego ¿realmente somos capaces de identificar claramente la superluna? ¿tan fácil es?

El juego, … en este video

¿Fácil?

Un saludo

(*) TU: Tiempo Universal

Así se vio la conjunción Marte-Antares:

 

Como anunciábamos aquí, la semana pasada tuvo lugar un bonito acercamiento entre el planeta Marte y la estrella Antares (la estrella más brillante de la constelación del Escorpión). Además, el planeta Saturno estaba muy cerca de ambos astros, dando más vistosidad al fenómeno.

El tiempo acompañó, pues no sólo el cielo estuvo despejado, sino que, además, las noches fueron calurosas, lo que habrá animado a más gente a mirar al cielo y contemplar el fenómeno.

En estas tres fotografías que hice en tres días sucesivos (los días 22, 23 y 24) se observa perfectamente cómo el planeta Marte (el astro más brillante en las fotos) se va moviendo respecto a los demás astros. Como se ve, se mueve hacia la izquierda, pasando, como decíamos, cerca de la estrella Antares.

22-08-2016

El día 22, Marte (el astro más brillante en la foto) se encuentra cerca de Antares (la estrella que vemos debajo de él y a la izquierda). Saturno también está cerca (encima de él, aunque un poco más alejado).

23-08-2016

Al día siguiente (día 23), vemos que Marte se ha desplazado un poco hacia la izquierda. Hoy está un poco más cerca de Antares.

24-08-2016 (1)

Un día después (el día 24): Marte se ha movido un poco más. Forma casi una línea vertical con Antares (debajo) y Saturno (encima). Hoy es su máximo acercamiento a Antares.

En definitiva, ha sido un fenómeno bastante bonito y llamativo, que sin duda habrá llamado la atención de muchas personas que -casualmente o no- estas noches hayan mirado al cielo.

Por cierto, al contemplar tan próximos entre sí a Marte y Antares, hemos podido percibir muy bien eso que diferencia a los planetas de las estrellas cuando los vemos en el cielo: que las estrellas titilan (debido a las turbulencias de la atmósfera) mientras que los planetas brillan con una luz fija.

En este vídeo podemos ver dicha diferencia:

¡Un cordial saludo!
🙂

¡Marte se acerca a la estrella Antares!

 

Si estos días has mirado al cielo a primeras horas de la noche, habrás visto, brillando a no mucha altura sobre el horizonte suroeste, un llamativo trío formado por los planetas Marte y Saturno y la estrella Antares.

Estos tres astros han estado formando en estas noches de agosto un triángulo muy brillante en el cielo.

Como muestra, esta fotografía que hice este jueves (18-08-2016) desde Pamplona:

En ella vemos el triángulo Marte-Saturno-Antares. Y, además, en la imagen de abajo he marcado la constelación del Escorpión.

P1100591

El triángulo formado por Marte, Saturno y Antares.

P1100591D

La constelación del Escorpión.

De los tres astros que forman el triángulo, Marte es el más brillante. Y tiene un color rojo muy evidente (motivo por el cual se le conoce como “el planeta rojo”).
Saturno y Antares tienen brillos similares. Pero Saturno tiene una tonalidad amarillenta, mientras que Antares, la estrella más brillante de la constelación del Escorpión, es una estrella supergigante roja y la vemos con un evidente color rojizo.

Pero -¡ojo!-, este triángulo Marte-Saturno-Antares no va estar así siempre.

Como sabes, los planetas tienen movimientos propios; es decir, se mueven en el cielo respecto al fondo de estrellas. Por lo tanto, la posición relativa de Saturno y de Marte respecto a las estrellas está continuamente cambiando.

El movimiento aparente de Saturno es muy lento, pero el de Marte es bastante rápido. Tanto es así, que su desplazamiento va a ser perceptible a simple vista en pocos días.

… y, como consecuencia, el triángulo Marte-Saturno-Antares, que ahora vemos, va a ir cambiando de forma en los próximos días.

En estos dibujos de abajo os muestro cómo podremos ver estos astros en los próximos días (las imágenes están sacadas del programa Stellarium):

01 domingo 21

La noche del domingo día 21.

02 lunes 22

La noche del lunes 22. Obsérvese que Marte se va acercando a Antares.

03 martes 23

La noche del martes 23.

04 miercoles 24

La noche del miércoles 24.  Es el máximo acercamiento Marte-Antares.

05 jueves 25

La noche del jueves 25. Marte se empieza a separar de Antares.

06 viernes 26

La noche del viernes 26.

07 sabado 27

La noche del sábado 27.

 

Como ves, estos días Marte se va a acercar mucho (visualmente hablando) a la estrella Antares. Se va a acercar noche tras noche, hasta que el máximo acercamiento sea el día 24. Esa noche la distancia Marte-Antares será de algo menos de 2º de arco.

Y luego, a partir del día 24, comenzarán a separarse.

Se trata, pues, de un bonito espectáculo que no nos podemos perder, y que podremos seguir noche a noche sin ayuda de ningún instrumento óptico. Tenemos que mirar hacia el suroeste, a no mucha altura sobre el horizonte, en el comienzo de la noche (a ser posible en la primera hora; antes de que estos astros pierdan altura y se pongan por el oeste).

Será un bonito espectáculo observar a Marte y Antares tan juntos en el cielo. Marte tendrá un brillo bastante superior a Antares, pero lo que más llamará la atención será esa cualidad que es común a ambos: su color rojizo.

Ya hemos dicho que el color rojo de Marte se aprecia a simple vista, y que por este motivo se le conoce como “el planeta rojo”. Y es más: debido a este color (que se relaciona con la sangre, el fuego…), en la Antigüedad a este planeta se le identificaba con el dios de la guerra (el dios Marte); y de ahí viene su nombre, que aún conserva.

Respecto a Antares, la estrella supergigante roja del Escorpión, también su nombre se debe a su color rojo, pues el nombre “Antares” tiene su origen en “anti-Ares”, que significa “el rival de Marte” (pues el dios griego Ares es el Marte romano).

Es decir, que en los próximos días vamos a poder contemplar el encuentro cercano entre estos dos astros que rivalizan en su color rojo. Será una buena ocasión, no sólo para observar sus colores, sino también para compararlos con el color (amarillento) del cercano Saturno.

Además, podremos fijarnos en otra cosa: Una cualidad de los planetas, al verlos a simple vista en el cielo, es que no titilan (al contrario que las estrellas, que sí lo hacen). Así que estos días podremos ver cómo Antares, por ser estrella, sí titila; mientras que Marte y Saturno, por ser planetas, tienen una luz fija.

En definitiva, no podemos perdernos en los próximos días este magnífico fenómeno astronómico, visualmente tan interesante y atractivo.

Además, en los días de máximo acercamiento parece que se esperan cielos despejados en Navarra, así que podremos contemplar este fenómeno.

¡No te lo pierdas!

Entretanto, te dejamos con esta recreación artística del fenómeno, y te enviamos un cordial saludo.
🙂

marte y antares dibujo

Galería de dibujos “¡Dale color a la Luna!”.

En la sesión “¡Dale color a la Luna!” del pasado sábado, muchos os animasteis a dibujar, dando rienda suelta a vuestra creatividad y mostrando vuestra versión más imaginativa y artística de la Luna.

El resultado ha sido una hermosa colección de Lunas, muy variadas y llenas de vida y color!

Os felicitamos por vuestras creaciones.

Aquí podéis ver los dibujos. ¿Encuentras el tuyo?

 

 

Además, uniendo todos los dibujos como si fueran piezas pequeñitas, hemos hecho estos mosaicos:

¡Pínchalos para verlos más grandes, ¡y verás que están formados por los dibujos de la Luna!

Dibujando la Luna Mosaico

LunaAzul Mosaico

Logo ANA NAE Blanco Mosaico

¡Piedras preciosas en el cielo de mayo!

La madrugada del 3 de mayo ha sido tan espEcial como espAcial. Para aquellos que velamos el cielo durante el sueño y el silencio citadino, ha sido una noche llena de brillantes sorpresas que podían disfrutarse y admirarse a simple vista.

La noche en Pamplona, limpia y despejada, permitió un agradable encuentro con muchas de las piedras preciosas que habitan en nuestro cielo cercano y… no tan cercano 🙂

Al Oeste, el señorón Júpiter, que se le veía así dominante como solitario. Y que, a través de los prismáticos, ya dejaba ver, al menos, 1 de sus lunas.

Júpiter brillante, antes de esconderse tras los edificios en Iturrama

Júpiter brillante, antes de esconderse tras los edificios en Iturrama

Al sur, en el cielo, había un verdadero espectáculo de luces, que, cuando mis ojos lo descubrieron, ocasionaron inmediatamente que se me cayera la mandíbula, ¡jaja! :0   ¿Queréis verlo?

Espectáculo de luces nocturno, en el cielo pamplonica

Espectáculo de luces nocturno, en el cielo austral pamplonica

¿Quiénes eran? ¿Quién me hacía tan resplandeciente compañía en esta noche silenciosa?

Dos planetas (círculos) y 5 estrellas

Dos planetas (círculos) y 5 estrellas

Por una parte, dos planetas: Marte (el círculo rojo) que brillaba con su espléndida luz rojiza inconfundible y lo hacía como si no hubiera otra cosa más bella e importante que hacer esta noche. Junto a él, un menos brillante, pero muy presente, el Señor de los Anillos ;D (Saturno, el círculo amarillo).

¿Y quiénes son el resto de estrellicas? Pues al menos cinco de las muchas estrellas que forman la vistosa constelación de Escorpión. Tres estrellas que dan forma a las pinzas de Scorpius: Acrab, Dschubba y Pi Scorpii, y dos estrellas de la parte central del cuerpo del escorpión:  T Scorpii y la supergigante roja Antares.

Foto con nombres

Imagen tomada de la app SkyView donde se observa la misma imagen de Saturno y Marte junto con la constelación de Escorpión completa

Imagen tomada de la app SkyView donde se observa la misma imagen de Saturno y Marte junto con la constelación completa de Escorpión.

Antares es la estrella más brillante de Escorpión y por su situación en el centro de la constelación, se le conoce también como el corazón de Escorpión. ¡Y sí que lo es, al ser tan luminosa y rojiza!

Foto antares corazon Foto escorpión corazón

Así que ayer, Marte y Saturno formaban un bonito y perfecto triángulo junto con el corazón del Escorpión, que, como se observa en las fotografías, se admiraba muy bien a simple vista.

Privilegiada vista desde un ventanal de Iturrama

Privilegiada vista desde un ventanal de Iturrama

Trío de astros luminosos

Trío de astros luminosos

Triángulo aparente formado por Saturno, Marte y Antares

Triángulo aparente formado por Saturno, Marte y Antares

El espectáculo celeste dio vida al cielo nocturno hasta que estas bellas luces compañeras poco a poco se fueron desvaneciendo con el amanecer del Sol. Marte fue el último que se resistió, hasta que su luz, tristemente debilitada y diminuta, terminó tiñéndose también del claro azul matinal.

Saturno, Marte y Antares juntos durante el crepúsculo matutino

Saturno, Marte y Antares juntos durante el crepúsculo matutino

Hermosa vista del trio de astros con luz de alba

Hermosa vista del trio de astros con luz de alba

Tránsito de Mercurio del 9 de mayo. ¿Por qué se produce?

En un tránsito el planeta, Mercurio en este caso, pasa entre el Sol y nosotros, de forma que lo vemos como un disco negro desplazándose durante varias horas sobre la brillante superficie solar.

Para que esto sea posible el alineamiento del Sol, Mercurio y la Tierra debe ser casi perfecto. Este alinemiento tan perfecto solamente ocurre en ocasiones. Para un astrónomo las condiciones necesarias para este alineamiento son dos:

Mercurio debe estar en conjunción inferior

Mercurio es un planeta interior, es decir, orbita el Sol más cerca que la Tierra. Como está más cerca del Sol, también orbita más rápido (47.9 km/s de media) que la de la Tierra (29.8 km/s de media). A lo largo del tiempo, Tierra y Mercurio van desplazándose en sus órbitas y sus posiciones relativas al Sol van cambiando. Algunas de estas posiciones tienen un interés especial, pero aquí solamente nos interesa una de ellas.

Se dice que Mercurio está en Conjunción cuando Mercurio, Sol y Tierra están alineados. Si Mercurio está entre el Sol y la Tierra se trata de una conjunción inferior (1). Si es el Sol el que está entre ambos planetas, entonces tenemos una Conjunción Superior (2).  Dicho esto, es evidente que para que se produzca un tránsito Mercurio debe estar en conjunción inferior. Por cierto, hay que fijarse que aunque decimos “Mercurio está en conjunción inferior”, relamente la conjunción es un alineamiento de los tres cuerpos (Sol, Mercurio y Tierra)

Posiciones relevantes de un planeta interior visto desde la Tierra (T): (1) Conjunción Inferior, (2) Conjunción Superior, (3) Máxima Elongación Este, (4) Máxima Elongación Oeste. Vista desde el polo norte celeste.

Posiciones relevantes de un planeta interior visto desde la Tierra (T): (1) Conjunción Inferior, (2) Conjunción Superior, (3) Máxima Elongación Este, (4) Máxima Elongación Oeste. Vista desde el polo norte celeste.

Pero estar en conjunción inferior no garantiza que se produzca un tránsito. La imagen de la figura es una imagen en el plano, como  “visto desde arriba”. Esta falta de perspectiva puede hacernos pensar que los tres cuerpos celestes están alineados, aunque no sea así. Esto nos lleva a la segunda condición.

Mercurio debe estar en el nodo ascendente o en el nodo descendente.

El plano que contiene la órbita terrestre se denomina plano de la eclíptica. La órbita de Mercurio yace en un plano inclinado 7° respecto del plano de la eclíptica (figura). Aunque Mercurio esté en conjunción inferior, lo más probable es que se encuentre o bien por encima (como en C) o bien por debajo (como en D) de la eclíptica. En estas condiciones no se produce el tránsito.

Debido a la inclinación de la órbita de Mercurio el alineamiento "perfecto" del Sol, Mercurio y la Tierra solamente es posible cuando Mercurio se encuentra en el nodo ascendente (A) o en el nodo descendente (B)

Debido a la inclinación de la órbita de Mercurio el alineamiento “perfecto” del Sol, Mercurio y la Tierra solamente es posible cuando Mercurio se encuentra en el nodo ascendente (A) o en el nodo descendente (B)

Para que se produzca el tránsito, el casi perfecto alineamiento de los tres cuerpos, Mercurio debe encontrarse en el plano de la eclíptica, o muy, muy cerca de este plano. Esto solamente sucede en los puntos en los que la órbita de Mercurio corta el plano de la eclíptica. Estos puntos se denominan nodos y, como se ve en la figura, son dos:

  • El nodo ascendente (A) o punto donde Mercurio atraviesa el plano de la eclíptica de Sur a Norte (de abajo hacia arriba en la figura)
  • El nodo descendente (B), cuando Mercurio atraviesa el plano de la eclíptica de Norte a Sur (de arriba hacia abajo en la figura)

Estando Mercurio en conjunción inferior y en uno de esos nodos, o muy, muy cerca de ellos, tendremos un tránsito. Que ambas condiciones se cumplan simultáneamente no es tan frecuente. Por ello, en todo el siglo XXI solamente tenemos 14 tránsitos de Mercurio.

Ya para acabar, un interesante detalle. Si el tránsito se produce en el nodo ascendente (A), la Tierra tiene que estár en la correspondiente posición del dibujo. Desde el punto de vista de la Tierra esto corresponde a un momento concreto del año, en noviembre. De forma análoga, si el tránsito sucede en el nodo descendente (B), la Tierra debe estar en la posición del dibujo, lo que corresponde a mayo. Los tránsitos de Mercurio se producen en mayo o en noviembre, en fechas separadas entre sí aproximadamente seis meses.

De los 14 tránsitos del siglo XXI, 5 son en mayo y 9 en noviembre. La diferencia  es debida a que las órbitas de la Tierra, y en especial la de Mercurio, no son circulares, lo que afecta a la geometría del problema favoreciendo las condiciones del tránsito en el nodo ascendente respecto del descendente.

 

.

Así se verá el tránsito de Mercurio del 9 de mayo de 2016

El 9 de mayo, durante toda la tarde, podremos disfrutar del tránsito de Mercurio por delante del Sol. Un tránsito es un fenómeno interesante, que se repite de vez en cuando y que es fruto de las particularidades de las órbitas de Mercurio (nuestro protagonista) y de la Tierra, desde donde observamos.

Ya en nuestro anuncio de este tránsito os presentábamos un resumen de la información básica que quí completamos para una mejor observación del evento.

Las fases del tránsito

Con la ayuda de la figura (más abajo) es fácil identificar las fases del tránsito.

El tránsito comienza cuando el disco del planeta toca el disco solar y comienza a “entrar” en él. A este momento se denomina Contacto I y define el principio del tránsito. Poco a poco el planeta va entrando en el disco solar y solo unos pocos minutos más tarde (algo más de tres minutos) ha entrado completamente, es el Contacto II.

Después el negro disco de Mercurio se paseará por la superficie del Sol, con un poco de suerte quizás pase cerca o incluso por encima de alguna mancha solar, aumentando la espectacularidad del fenómeno. El punto medio de este viaje se denomina Máximo y ocurrirá sobre las 5 de la tarde (hora local en Navarra).

El tránsito finaliza un poco como empezó, cuando el disco de Mercurio toca de nuevo el borde del disco solar por su parte interior (Contacto III) y, tras otros tres minutos aproximadamente, sale completamente (Contacto IV) y desaparece de nuestra vista.

Tabla resumen de las fases del tránsito. TU: Tiempo universal, HL: hora local para Pamplona.

Fase Es decir… TU HL
Ingreso Contacto I Instante en que el disco del planeta es tangente al disco solar por su parte exterior. Define el comienzo del tránsito 11:12:19 13:12:30
Contacto II Instante en el que el disco del planeta es visto por primera vez de forma completa sobre el disco solar. El disco del planeta es tangente al disco solar por su parte interior. 11:15:31 13:15:41
  Máximo Cuando el disco del planeta se encuentra a mitad de su recorrido sobre la superficie del disco solar. 14:57:26 16:56:21
Egreso Contacto III Instante en el que el disco del planeta es visto por última vez de forma completa sobre el disco solar. El disco del planeta es tangente al disco solar por su parte interior. 18:39:14 20:37:21
Contacto IV Instante en que el disco del planeta es tangente al disco solar por su parte exterior. Define el final del tránsito 18:42:26 20:40:33

En la figura se indican las horas precisas de cada contacto, calculadas para Pamplona. Para observadores situados en otras localidades de Navarra no habrá diferencias más allá de uno o dos segundos respecto de éstas.

Tránsito de Mercurio 9 de mayo de 2016.

Tránsito de Mercurio 9 de mayo de 2016.

El camino de Mercurio por delante del Sol

Normalmente la información del tránsito la veremos resumida como en la figura anterior. Se trata de un gráfico obtenido para coordenadas geocéntricas, es decir, como si estuviésemos observando el tránsito desde el centro de la Tierra (y la Tierra fuese transparente). Como podemos ver en la figura el camino de Mercurio es “recto” desde este punto de vista. El ángulo entre la eclíptica (trayectoria del Sol en la esfera celeste) y la trayectoria de Mercurio es 7°. Es la inclinación de la órbita de Mercurio respecto de la órbita terrestre.

Ahora bien, en realidad observamos desde la superficie terrestre y esto modifica el aspecto del camino seguido por Mercurio sobre la superficie solar. Esto es debido a que el tránsito dura muchas horas y en ese periodo, debido a la rotación de la Tierra, cualquier observador va a cambiar su posición de observación notablemente. De hecho, como el eje de rotación está inclinado, nuestro movimiento respecto de la eclíptica es curvo.

Si tomamos como referencia el horizonte, a lo largo del tránsito y debido a la rotación de la Tierra (y de nuestro punto de observación) el camino aparente de Mercurio será bien distinto a una linea recta. Calculado para Pamplona (o cualquier otro punto de Navarra) el camino será como el que se muestra en la siguiente figura:

Movimiento aparente de Mercurio tomando como referencia el horizonte (Para Navarra)

Movimiento aparente de Mercurio tomando como referencia el horizonte (Para Navarra)

Es decir, tras entrar en el disco solar, Mercurio parecerá que sube respecto del Sol, a la vez que avanza. Llegado un momento comenzará a bajar y finalmente saldrá por un punto situado prácticamente en la parte inferior del Sol.

El no tan simple resultado de la combinación de dos movimientos.

Desde la Agrupación Navarra de Astronomía estamos preparando todo un conjunto de actividades con motivo de este tránsito. Entre ellas destacamos.

Ciclo de conferencias “Planetas Próximos, planetas lejanos” en CIVICAN

  • Exoplanetas. ¿Mundos con vida? (viernes 15 de abril, 19:30)
  • Nuevos planetas en el Sistema Solar. Historias de hallazgos, pérdidas e hipótesis (viernes 29 de abril, 19:30)
  • Mercurio, un planeta atípico. Todo sobre el tránsito del 9 de mayo de 2016 (viernes 6 de mayo, 19:30)

Observación pública del tránsito (pronto tendremos los detalles)

Curso de Iniciación a la Astronomía Práctica

 

 

.

Las maravillosas Pléyades.

El cúmulo abierto de las Pléyades (también conocido como M45) es uno de los objetos más bonitos que podemos observar a simple vista en el cielo.

Se trata de un cúmulo estelar formado por centenares de estrellas, situado a unos 440 años luz de la Tierra, en el que abundan las estrellas azuladas y blanco-azuladas. Además, una tenue nebulosa azulada de reflexión (visible solamente en las buenas fotografías) rodea a dichas estrellas.

pleyades grande

El cúmulo de las Pléyades. Obsérvese la nebulosidad azul que rodea a las estrellas.

Nosotros, desde la Tierra, vemos este cúmulo a simple vista como un pequeño racimito de estrellas situado en la constelación de Tauro.

El número de estrellas que distinguimos a simple vista depende de la agudeza visual de cada persona:  algunas personas ven “un manchurroncito” sin llegar a diferenciar estrellas individuales, y otras ven cinco, seis… siete… , e incluso más. Lo normal con una vista aguda es ver siete estrellas, motivo por el que a este cúmulo se le suele denominar “las siete cabritillas”.

tauro stellarium

Las Pléyades en la constelación de Tauro.

 

Pero… ¿De dónde le viene el nombre a este cúmulo? Es decir, ¿Quiénes eran las Pléyades?

“Pléyades” en griego significa “palomas”, pues para los griegos este cúmulo era una banda de palomas volando en el cielo. Una bonita, y poética, imagen.

Pero, a su vez, las Pléyades eran siete personajes mitológicos. Siete hermanas, hijas del titán Atlas (el famoso personaje famoso por sujetar bajo sus hombros el peso del firmamento) y de la ninfa marina Pléyone.

Los nombres de las siete Pléyades son los siguientes (cada uno de los cuales corresponde a una estrella del cúmulo): Alcione, Electra, Maya, Merope, Tayjeta, Asterope y Caeleno.

Según la leyenda, estas siete jóvenes, que formaban parte del cortejo de la diosa Artemisa (la diosa cazadora), se vieron acosadas por el gigante Orión, que las perseguía sin cesar; ante lo cual Zeus, para ayudarlas a escapar de Orión, las convirtió en palomas y las puso en el cielo.

… Donde aún las vemos hoy en día.

(Por cierto, también hoy en día vemos a Orión, en forma de constelación, que las está persiguiendo, aunque siempre sin alcanzarlas).

Pongo aquí este dibujo que he realizado en el que vemos a las siete Pléyades. He dibujado sus caritas, he puesto sus nombres, y también la magnitud (brillo) de cada una de ellas.  Como veis, dos de las estrellas del cúmulo son los dos padres de las Pléyades: Atlas y Pléyone.

dibujo pleyades

En definitiva, estamos ante un bonito cúmulo estelar fácilmente observable a simple vista (y más bonito con prismáticos o telescopio), que, como sucede con muchos otros astros del firmamento, tiene, además de una gran belleza y un gran interés científico, un gran interés mitológico.

Aniversario de la muerte de Giordano Bruno: paladín del universo infinito

   Imagen principal

El 17 de febrero de 1600, Giordano Bruno fue quemado vivo en la hoguera, en el Campo de’ Fiori en Roma, luego de ocho años de encierro y proceso inquisitorio.

Monumento GB

Monumento a Giordano Bruno en el Campo de’ Fiori

Cuando en diciembre de 1599 la Inquisición finalmente le presentó a Bruno las proposiciones heréticas de las que debía abjurar, el filósofo italiano se negó a arrepentirse de su pensamiento. Bruno fue condenado y sentenciado como “hereje impenitente, pertinaz y obstinado”.

Hoy recordamos a este hombre visionario. Y te contamos aquí solo un par de “infinitas” razones:

Años antes del invento del telescopio, Bruno, un filósofo y fraile dominico nacido en 1548, sostuvo la infinitud del universo, en un momento histórico donde se creía, argumentaba y se hacían cálculos astronómicos considerando siempre que la bóveda celeste era el límite del cosmos.

geocentrico-ptolomeo

El universo de Ptolomeo

Bruno se percató de que considerar que el universo posee un límite físico era una conclusión derivada de una percepción errónea, es decir, de creer que el universo termina justo ahí donde termina también el alcance de nuestros sentidos.

“Debe de haber un procedimiento a la hora de pedir testimonio a los sentidos… Es el intelecto el que debe guiarlos y dar razón de las cosas que están alejadas en el tiempo y en el espacio…”

Bóveda celeste

Cruzando el “límite” de la bóveda celeste

Contra todas las creencias -religiosas, filosóficas y científicas- de la época, Bruno afirmó que el universo es espacialmente infinito y que los astros, poblando todo el espacio, son innumerables. Con convicción, sostuvo que las estrellas de la noche son soles como el nuestro y que existen infinitos soles, cada uno con sus planetas girando alrededor.

“Hay un infinito, es decir, una región etérea inmensa, en la cual existen innumerables e infinitos cuerpos, como la tierra, la luna y el sol, que nosotros llamamos mundos…”

Este filósofo fue el primer defensor realista de las tesis copernicanas: proclamó los movimientos terrestres y la centralidad del sol. Sin embargo, Bruno fue mucho más allá que Copérnico, pues el polaco aún con su visión cosmológica revolucionaria, mantuvo la concepción de un límite universal.

copernico2

Copérnico y su modelo cosmológico

No obstante, Bruno rompe con la idea del límite y sostiene que considerar a nuestro sol el centro del cosmos es prácticamente un sinsentido: en la infinitud espacial todos los soles son centros relativos.

“Podemos afirmar con certidumbre que el universo es todo él centro o que el centro del universo está en todas partes y que la circunferencia no existe…”

Bruno expuso su visión del cosmos en varias de sus obras, principalmente, en tres diálogos italianos: La cena de las cenizas; De la causa, principio y uno; Sobre el infinito universo y los mundos.

Si quieres conocer más sobre las fascinantes tesis cosmológicas de Giordano Bruno, te animamos a leer su diálogos. ¡Te llevarás una grata sorpresa!