Éxito de la “Noche Internacional de la Luna” en Pamplona.

Ayer (20 de octubre) se celebró la International Observe the Moon Night (Noche Internacional de Observación de la Luna), evento promovido por la NASA en el que entidades científicas y educativas de todo el mundo sacan los telescopios a la calle para que el mayor número de personas contemplen la Luna, fomentando así el conocimiento, valoración y disfrute de este astro.

En Navarra, un año más (y ya es el octavo año consecutivo),  este evento ha corrido a cargo de la Agrupación Navarra de Astronomía-Nafarroako Astronomia Elkartea. Esta vez el lugar de celebración ha sido la plaza del Castillo de Pamplona, y ha consistido en una observación pública de la Luna con telescopios (abierta a todo el mundo y gratuita) con el fin de que el mayor número de personas pudiera disfrutar de la Luna.

El cartel anunciador del evento.

Y así ha sido. Ayer, durante las aproximadamente tres horas que duró el evento, cientos de personas se acercaron a los telescopios y quedaron fascinadas con la contemplación de la Luna, pudiendo observar perfectamente los detalles de su orografía: sus mares, cráteres, cordilleras…

La plaza del Castillo, abarrotada, con la Luna arriba.

Personas mirando por los telescopios.

Uno de los telescopios.

Más personas mirando por los telescopios.

En definitiva, fue una velada estupenda, en la que, además de poder observar por los telescopios, hubo ocasión de charlar sobre la Luna, escuchar las explicaciones de los miembros de la Agrupación Navarra de Astronomía… y todo ello acompañados de una buena temperatura y un ambiente nocturno muy animado.

Desde la Agrupación Navarra de Astronomía queremos agradecer a todas las personas que os acercasteis vuestra colaboración y aportación para que se llevara a cabo de una manera tan exitosa y agradable esta celebración tan especial.

Un cordial saludo!

Año nuevo… ¡Superluna!

Como recordarás, el pasado 3 de diciembre tuvo lugar el fenómeno de la Superluna. (Lo anunciábamos y lo explicábamos aquí).

Pues bien, un mes después, vamos a poder disfrutar, otra vez, del mismo fenómeno: ¡El 2 de enero del 2018 tenemos Superluna!

El perigeo lunar (es decir, la mínima distancia Tierra-Luna, y, por lo tanto, el máximo tamaño de la Luna en el cielo) va a tener lugar el día 1 por la noche (a las 22:48, hora local). Y la fase de Luna llena tendrá lugar tan solo unas horas después: la madrugada del día 2 (a las 03:24).

Es decir: el momento para contemplar la Superluna es la noche del día 1 al día 2.

Esa noche, la Luna estará visible a todas horas, desde el comienzo de la noche hasta el amanecer, y podremos verla con un tamaño un poco superior al normal, y con un brillo, también, más potente del habitual.

De todas formas, recomendamos especialmente (no sólo en época de Superluna, sino en cualquier época) contemplar el momento en que la Luna sale por el horizonte. El día 1 la Luna saldrá por el horizonte este (en Pamplona) a las 17:26.  Y el día 2, a las 18:31.  Ambos momentos prometen ser muy espectaculares.

Esperamos que las nubes nos permitan contemplar esta Superluna, y que la potente luz de este astro tan cercano nos ilumine y nos dé suerte para todo el año.

¡Feliz 2018!
🙂

La Luna brilló en Pamplona en su Noche Internacional.

Este sábado 28 de octubre se ha celebrado en todo el mundo la International Observe the Moon Night (Noche Internacional de Observación de la Luna), y un año más la Agrupación Navarra de Astronomía-Nafarroako Astronomia Elkartea lo ha celebrado sacando los telescopios a la calle y mostrando la Luna a todas aquellas personas que querían contemplarla.
Os contamos cómo ha acontecido el evento este año:

El cartel del evento.

Ese día, por la mañana y gran parte de la tarde, el cielo de Pamplona estuvo casi completamente cubierto por las nubes, lo que nos hacía temer que por la noche no podríamos ver la Luna. Pero al llegar la noche, de manera casi milagrosa (como si la Luna hubiera hecho un pacto con las nubes), el cielo se despejó. Las nubes se abrieron, como se abre un gran telón antes de comenzar un espectáculo, y así pudo dar comienzo en la Vuelta del Castillo de Pamplona el espectáculo… El espectáculo de la Luna!!!

El espectáculo de la Luna.

 

Así, durante las tres horas que duró el evento, muchas personas se fueron acercando al lugar de observación para contemplar la Luna a través de los telescopios. Algunas iban de paso, otras se quedaron mucho rato… pero al final fueron muchas, muchas las personas que pudieron admirar la Luna a través de los telescopios.

Muchas personas asistieron al evento.

 

Muchas personas no habían visto antes la Luna a través de un telescopio, y, al contemplarla, mostraron gran sorpresa y admiración al poder ver en ella los cráteres, los mares, las cordilleras…

La Luna estaba aproximadamente en fase de cuarto creciente, y las sombras producidas por sus cráteres y cordilleras eran especialmente llamativas en la zona del terminador (la zona que divide la zona oscura de la zona iluminada), resultando especialmente llamativo todo el relieve de esta zona.

La Luna a través de uno de los telescopios.

 

Hay que destacar, entre el público asistente, la presencia de muchos niños, que, como suele ocurrir en estas ocasiones, disfrutaron de manera muy especial de la visión de la Luna y se mostraron especialmente agradecidos.

Por cierto, hubo quienes incluso en el comienzo de la noche pudieron ver el planeta Saturno con sus anillos. Un “bonus” de lujo en esta noche tan especial.

En definitiva, ésta ha sido una exitosa velada lunar. Un año más, la Noche Internacional de Observación de la Luna, ha sido en Pamplona ocasión, no sólo para contemplar y admirar a nuestro satélite natural, sino también para hablar, debatir y reflexionar en buena compañía sobre la Luna y otros temas del espacio.

(El único inconveniente… el frío.
Pero, no nos quejemos de ello, que estamos a finales de octubre!)

Un cordial y lunático saludo!
😉

Así se vio la ocultación Luna-Albebarán (28 abril 2017)

Así se vio la ocultación Luna-Albebarán (28 abril 2017)

Tal como habíamos anunciado aquí, ayer por la tarde se produjo la ocultación de la estrella Aldebarán por la Luna.

No pudimos ver el momento de la ocultación, porque ocurrió de día, habiendo demasiada luz en el cielo, pero sí vimos, con ayuda de prismáticos, el momento de la reaparición. La estrella Aldebarán reapareció por el borde iluminado de la Luna.

Os muestro estas fotografías que realizamos.  En las dos primeras vemos a Aldebarán recién aparecida por el borde de la Luna:

Estas otras dos fotos son posteriores; cuando Aldebarán se había alejado más de la Luna.  En estos momentos, al ir haciéndose de noche, ya no hacían falta prismáticos, y era muy bonito ver la pareja Luna-Aldebarán brillando en el cielo:

Ocultación de la estrella Aldebarán por la Luna el 28 de abril.

Este viernes (28 de abril) va a suceder un curioso fenómeno astronómico: la ocultación de la estrella Aldebarán (la más brillante de la constelación de Tauro) por la Luna.

El fenómeno va a suceder por la tarde, y con la Luna en una fase creciente muy, muy fina. Éstos son los datos del fenómeno (referidos a Pamplona):

La desaparición de la estrella tras el borde de la Luna va a tener lugar a las 20:19 (hora local). La estrella se ocultará por el borde oscuro de la Luna, como se ve en esta ilustración. La mala noticia es que en ese momento todavía será de día (el Sol se pone a las 21h), por lo que el fenómeno va a ser prácticamente inobservable (en todo caso habría que emplear un telescopio).

Aldebarán en el momento de ser ocultada por la Luna.

 

La reaparición tiene lugar una hora después: a las 21:19 (hora local). Aldebarán reaparece por el borde iluminado de la Luna.  En ese momento el cielo todavía estará muy iluminado por la luz del ocaso (el Sol se habrá puesto unos 20 minutos antes), así que la reaparición no podrá apreciarse a simple vista. No obstante, sí podremos verla con prismáticos. Y con un telescopio también, por supuesto.

Aldebarán apareciendo por el borde iluminado de la Luna.

En definitiva: por las condiciones de luminosidad del cielo, ésta no va a ser la mejor ocultación Luna-Aldebarán que podamos observar, ni mucho menos. Pero, aún así, si tenemos unos prismáticos o pequeño telescopio, merecerá la pena observar el momento de la reaparición de la estrella, que siempre es un fenómeno bonito y fascinante.

La solución a nuestro juego “busca la superluna del 2017”

¿Te animaste a buscar la superluna en el juego que te propusimos el pasado día 10? (aqui)

Si quieres ver el video otra vez, puedes hacerlo antes de que te digamos la solución.

Este año nos dirán que la luna llena del 3 de diciembre es una superluna. Y sí, será la luna llena que presentará un mayor tamaño aparente en el cielo de las 12 lunas llenas del 2017. El 3 de diciembre la Luna estará a unos 358 mil kilómetros de nosotros, comparados con los 412 mil kilómetros de la luna llena del 9 de junio, la superminiluna de este año 😉

Por si tienes curiosidad, aquí están, representadas a escala, todas y cada una de las lunas llenas del 2017.

Las lunas llenas del 2017

¿Así más fácil no?

En el video habíamos cambiado el orden, para añadir un poco de tensión dramática. La solución, la que aparecía con el número 7.

Si quieres ejercitar tu ojo una vez más. ¿Cuál es la “superminiluna” del 2017? ¿Cuál es la luna llena de menor tamaño aparente en el cielo este año?

Buscala en el video, en breve la solución estará en nuestro twitter @ANAstronomia.

Un saludo

 

.

Busca la superluna… si te atreves

El próximo 12 de enero, exactamente a las 11:34 TU (*) o si preferimos, a las 12:34 hora local en España, la Luna alcanzará oficialmente la fase de luna llena. Los almanaques y efemérides astronómicas pueden darnos este dato con gran precisión, al segundo si queremos.

Para el observador que suele utilizar los ojos para mirar al cielo, el momento exacto en que se produce la luna llena es menos importante. Seguramente tanto la noche anterior como la noche posterior la luna nos parecerá prácticamente igual de “llena”.

Esta va a ser la primera de las 12 lunas llenas que veremos en 2017. Como ya explicamos en su momento (aqui) dependiendo de la posición de la Luna en su órbita, su tamaño aparente cambia ligeramente. Cuando el plenilunio coincide con el perigeo o cerca de él, la Luna está más cerca de la Tierra y parece mayor…. la superluna.

Vale, vale, todo esto está muy bien. Seguro que el día de la superluna todo el mundo mira al cielo y la ve enoooooormeeeee. ¡Pues menudo soy yo echando tamaños a ojo!

Os proponemos un juego ¿realmente somos capaces de identificar claramente la superluna? ¿tan fácil es?

El juego, … en este video

¿Fácil?

Un saludo

(*) TU: Tiempo Universal

Galería de dibujos “¡Dale color a la Luna!”.

En la sesión “¡Dale color a la Luna!” del pasado sábado, muchos os animasteis a dibujar, dando rienda suelta a vuestra creatividad y mostrando vuestra versión más imaginativa y artística de la Luna.

El resultado ha sido una hermosa colección de Lunas, muy variadas y llenas de vida y color!

Os felicitamos por vuestras creaciones.

Aquí podéis ver los dibujos. ¿Encuentras el tuyo?

 

 

Además, uniendo todos los dibujos como si fueran piezas pequeñitas, hemos hecho estos mosaicos:

¡Pínchalos para verlos más grandes, ¡y verás que están formados por los dibujos de la Luna!

Dibujando la Luna Mosaico

LunaAzul Mosaico

Logo ANA NAE Blanco Mosaico

Una velada galileana: la observación de Júpiter

¡Qué suerte! El viernes pasado tuvimos condiciones meteorológicas perfectas: un cielo bello muy despejado y con luz de luna que nos permitió localizar y mirar muchos astros incluso a simple vista.

Socios e invitados disfrutamos una velada astronómica que se extendió hasta medianoche. Sin duda, uno de los momentos más especiales fue la observación de la salida del gran Júpiter por el horizonte, alrededor de las 20:30. ¡Qué guapo se ve este gigante también a simple vista!

jupiter simple vista

Júpiter a simple vista en el cielo pamplonés. Foto sacada por Íñigo.

¿Y qué ocurrió al mirar a través de las lentes? Pues que tanto veteranos como aquellos que veíamos por primera vez a Júpiter a través de un telescopio, repetíamos, uno a uno, la emoción de la experiencia galileana: observar al planeta junto a cuatro de sus lunas más grandes, Ganímedes, Europa, Io y Calisto.

jupiter movil

Júpiter con sus satélites, perfectamente alineados, visto con el telescopio C8 de la Agrupación. Foto hecha por Íñigo ¡con el móvil!

Vivimos una emoción compartida, que, traducida en palabras se escuchaba más o menos así: “¡Oh, qué bonito!” “¡Qué nítido, se ven las bandas de Júpiter!”  “¡Creo estar viendo también su mancha roja!”.

Si bien el gigante gaseoso y sus lunas han sido los protagonistas, no se perdió la ocasión para observar otras maravillas como la nebulosa de Orión con su inconfundible trapecio; las fabulosas Pléyades (o siete “cabritillas” navarricas); Alcor y Mizar, que habitan en la cola de la Osa Mayor; además de descubrir, por azar, algunos otros pares más de estrellas dobles.

Sin duda, ha sido una noche bonita, compartiendo el espectáculo celeste nocturno a la luz de nuestra guardiana, la Luna.

P1210608

Así de hermosa se veía la Luna. Foto sacada por Íñigo con el telescopio Mizar de la Agrupación.

Así fue la ocultación de Aldebarán por la Luna.

Tal como estaba anunciado, la noche del jueves la Luna, en su lento pero continuo discurrir por las constelaciones zodiacales, pasó por la constelación de Tauro y produjo el bonito e infrecuente fenómeno de ocultar a su principal estrella: Aldebarán (el ojo del toro).

En Pamplona el tiempo atmosférico acompañó, pues no sólo tuvimos el cielo despejado, sino que además hacía una temperatura casi veraniega, lo que hizo mucho más cómoda la observación.

La ocultación tuvo lugar hacia las 22:30, pero unas horas antes ya se veía Aldebarán a simple vista cerca de la Luna, ofreciendo una imagen curiosa. No obtante, enseguida, conforme los dos astros se fueron acercando más entre sí, Aldebarán dejó de percibirse a simple vista (al menos yo no la veía), debido al deslumbramiento que producía la potente Luna.

Sin embargo, con prismáticos en todo momento, hasta instantes antes de la ocultación, se veía la estrella. Era muy vistosa la imagen de Aldebarán acercándose poco a poco a la Luna. ¡Una imagen muy bonita y espectacular!

Con telescopio, por supuesto, también era muy bien visible y una imagen muy bonita.

Así, poco a poco, la estrella se fue acercando y acercando al borde de la Luna… hasta que (a la hora prevista) se produjo la desaparición.

Como anécdota, comentar que no vi el momento exacto de la desaparición, porque me despisté un segundo (el segundo preciso en que ocurrió).

En estas fotos que hice con mi pequeño telescopio podéis ver esos momentos previos a la desaparición, cuando Aldebarán se estaba acercando al borde de la Luna:

IMG_0152 IMG_0153 IMG_0154 IMG_0162 P1180739

Después de esto, Aldebarán estuvo algo más de una hora oculta detrás de la Luna, tiempo que había que esperar para ver su reaparición.

La estrella debía reaparecer por el borde opuesto de la Luna. Éste, al contrario que el primero, no estaba iluminado por el Sol, sino oscuro, lo que haría más vistoso el fenómeno.

Así que ahí estuve, con el ojo en el ocular, no dispuesto a perdérmelo.

Y… desde luego… ¡mereció la pena! Aldebarán apareció de repente por el borde oscuro, y lo hizo de una manera espectacular!  Ya se sabía que, al tratarse de una estrella puntual y no haber atmósfera en la Luna, la reaparición debía ser repentina, pero aún así me sorprendió, pues fue un destello potentísimo. Aldebarán apareció en el borde oscuro como una repentina y sorprendente explosión de luz.

Pues eso. Ahí teníamos de nuevo a nuestra querida Aldebarán, que estaba de nuevo con nosotros, como si no hubiera pasado nada, a salvo e ilesa, tras haber realizado ese excepcional viaje a través de la Luna!

Me alegré de tenerla de nuevo de vuelta brillando en el firmamento! 🙂

Pongo estas fotografías que hice, de nuevo con mi pequeño telescopio, en los instantes posteriores a la reaparición:

IMG_0187 IMG_0186 IMG_0184 IMG_0178b

En definitiva, fue un espectáculo excepcional y muy bonito que algunos tuvimos el placer de disfrutar.

En diciembre volverá a ocurrir. …¡pero creo que hará un poco más de frío!

Un saludico.

🙂