¡La ANA/NAE participa sembrando estrellitas!

El 1 de marzo la Agrupación Navarra de Astronomía participó en el bello proyecto Jardín de la Galaxia que coordina el Planetario de Pamplona, plantando uno de los arbustos que conformarán la preciosa réplica de la Vía Láctea dentro del Parque Yamaguchi.

Socios de la ANA/NAE plantando el arbolito en el Jardín de la Galaxia.

El arbolito apadrinado por la ANA/NAE es un Eleagnus Ebbingei. La característica de este arbusto es que sus hojas están cubiertas por diminutas escamas de color blanco, lo que a nuestros ojos puede aparentar un conglomerado de estrellitas. Por eso, en el Jardín de la Galaxia, estas plantas representarán el fondo estrellado.

El arbolito apadrinado por la ANA/NAE, que puede alcanzar 3mts. de altura.

Hojas “estrelladas” del Eleagnus Ebbingei 😀

Dentro de este jardín de la Vía Láctea, el Eleagnus Ebbingei plantado por la Agrupación Navarra de Astronomía estará formando parte del Brazo de Perseo, uno de los brazos espirales de nuestra galaxia.

Modelo de la Vía Láctea, una galaxia espiral con sus brazos.

Un verdadero gusto ha sido participar en este encantador proyecto. Juntos, podemos devolver el favor (en escala ;D ) a quien nos ha acogido y brindado una morada cósmica: ahora daremos un hogar verde y terrestre a nuestra galaxia, la Vía Láctea, quien habitará también en nuestra pequeña y bella ciudad, Pamplona/Iruña.

Diana, Jesús, Satur, Rubén y Oscar (detrás de cámara), con el arbolito de la ANA/NAE.

Agradecemos al Planetario la invitación a participar en esta magnífica iniciativa.

 

Venus, Marte… ¡y conjunción Marte-Urano el 26 de febrero!

Los planetas Venus y Marte llaman nuestra atención estos días al comienzo de la noche. ¡Pero prestemos atención también a la conjunción Marte-Urano del 26 de febrero!

El brillantísimo Venus.

 

Llevamos ya varios meses contemplando, en los atardeceres y en el comienzo de la noche, al brillantísimo planeta Venus sobre el horizonte oeste, sorprendiéndonos y maravillándonos con su potentísima luz.

Su brillo es tan potente (magnitud -4,5 estos días), que no pasa desapercibido por nadie. De hecho, es el astro más brillante del cielo si exceptuamos el Sol y la Luna. Es tan brillante que incluso puede verse a plena luz del día; si sabemos donde mirar, claro.

El brillantísimo Venus en el comienzo de la noche.

En las próximas semanas vamos a seguir disfrutando de su presencia y de su espectacular brillo sobre el horizonte oeste, si bien cada día lo vamos a ver un poco más cercano al Sol y dejaremos de verlo, por su excesiva proximidad al Sol, a finales de marzo (conjunción con el Sol el 25 de marzo). A partir de entonces pasará a verse por las mañanas antes del amanecer.

 

Cerca de él, Marte.

 

Lo que quizás nos haya pasado más desapercibido, por su menor brillo, es el planeta Marte, que estos días se encuentra en el cielo muy cerca de Venus.

El brillo de Marte (estos días en torno a la magnitud 1,3) es más que suficiente para ser visto incluso con la contaminación luminosa de las ciudades, pero palidece – y por eso quizás nos pasa desapercibido- en comparación con el del brillantísimo Venus.

El brillante Venus. Y más débil (encima de él y a su izquierda) el planeta Marte.

 

La conjunción Marte-Urano:

 

A finales de febrero va a tener lugar un curioso fenómeno astronómico: una conjunción entre los planetas Marte y Urano. El día del máximo acercamiento (el 26 de febrero) ambos planetas van a estar a una distancia visual de tan solo 0,6º.

La mejor hora para contemplar esta conjunción será recién oscurecido el cielo (hacia las ocho de la tarde puede estar bien), pues más tarde los dos planetas irán perdiendo altura sobre el horizonte.

Eso sí, Urano posee un brillo muy bajo (en torno a la magnitud 5,8), así que no se ve a simple vista. Para verlo habrá que usar por lo menos unos prismáticos.

Deberemos mirar, pues, con los prismáticos, al planeta Marte, y, a partir de él, localizar a Urano.

A continuación pongo unos dibujos donde vemos la posición que van a tener Marte y Urano en los días de esta conjunción (del 24 al 28 de febrero) a las ocho de la tarde:

Venus y Marte a simple vista el 24 de febrero. El cuadrado rojo corresponde, aproximadamente, a los dibujos de abajo; donde debemos mirar con primáticos para ver a Urano.

Día 24. Urano a aproximadamente 1,5º de Marte.

Día 25. Urano se habrá acercado un poco más a Marte. Aproximadamente a 1º.

Día 26. ¡El máximo acercamiento! Urano y Marte a sólo 0,6º de distancia.

Día 27. Marte y Urano ya han comenzado a separarse. La distancia es de aproximadamente 1º.

Día 28. Continúan separándose. La distancia es ya de 1,5º.

En definitiva, estos días estaremos pendientes de esta conjunción. Urano es un planeta al que, por su escaso brillo, pocas veces miramos, así que este acercamiento al planeta Marte va a ser una ocasión ideal para localizarlo con facilidad en el cielo.

¡Te animamos a observarlo!

“Súper” entre “súpers” la superluna del 14 de noviembre

El próximo 14 de noviembre tendremos otra superluna, uno de esos eventos astronómicos que de cuando en cuando asaltan los medios de comunicación. Esta vez va a ser una “súper” entre “súpers”, aunque quizás no lo notemos…

En pocas palabras ¿Qué es una superluna?

Se trata de una coincidencia. Una superluna se produce cuando la fase de luna llena coincide con el momento en que la Luna se encuentra próxima al perigeo, o punto más cercano a la Tierra de su órbita. Esto hace que su tamaño aparente en el cielo sea mayor de lo normal.

superluna

En unas pocas palabras más (y algún dibujito):

La Luna, como todos sabemos, muestra una cara cambiante. De luna nueva a cuarto creciente primero, luego luna llena, cuarto menguante y de nuevo luna nueva. Así una y otra vez, completando un ciclo que dura 29’5 días. Este ciclo se conoce como el periodo sinódico de la Luna. Como consecuencia todos los meses podemos observar una luna llena (casi casi, ver nota al final).

Las fases de la Luna son producidas por su movimiento orbital alrededor de la Tierra. Hay que decir, y esto es importante, que la órbita lunar no es circular sino elíptica con una excentricidad de 0.055. Por tanto la distancia entre la Tierra y la Luna varía en cada punto de la órbita. El punto de la órbita en el que la Luna se encuentra más alejada de la Tierra se denomina apogeo. El punto de la órbita en el que la Luna está más próxima a la Tierra se denomina perigeo.

La fase de luna llena se produce cuando el Sol, la Tierra y la Luna están alineados, estando la Luna en el lado opuesto al Sol. En principio, como se muestra en la figura A, la Luna puede encontrarse en cualquier punto de la órbita.

En la fase de luna llena la Luna se encunetra, respecto de la Tierra, en el lado opuesto al Sol.

Figura A. En la fase de luna llena la Luna se encunetra, respecto de la Tierra, en el lado opuesto al Sol. La luna llena puede producirse en cualquier punto de la órbita lunar.

La superluna se produce cuando la fase de luna llena se produce cerca del perigeo (figura B), es decir, cuando la distancia con la Tierra es más pequeña. Al estar más cerca de nosotros, parece más grande. La superluna más grande posible ocurriría si la Luna se encontrase justo en el perigeo.

La fase de luna llena se produce cerca del perigeo,  cuando la distancia Tierra-Luna es mínima. Es una superluna

Figura B. La fase de luna llena puede producirse cerca del perigeo, cuando la distancia Tierra-Luna es mínima. Es una superluna

Claro, también ocurre a veces que la fase de luna llena tiene lugar cerca del apogeo (figura C). En ese caso la distancia Tierra – Luna es grande, y la Luna parece más pequeña. Como los humanos siempre estamos pensando en cosas “super” no le hemos puesto nombre a esta coincidencia, que es tan rara como la de la superluna. Como no hay nombre, propongo que le llamemos “superminiluna” y hacer así justicia.

La fase de luna llena se produce cerca del apogeo, cuando la distancia Tierra-Luna es máxima.

Figura C. La fase de luna llena puede producirse cerca del apogeo, cuando la distancia Tierra-Luna es máxima.

Medio-bromas aparte, es fácil calcular el tamaño aparente de la Luna cuando se encuentra en el apogeo o en el perigeo.

Apogeo Perigeo
Distancia Tierra-Luna (km) 405 400 362 600
Diámetro aparente Luna (minutos de arco) 29,4 32,9

En el perigeo el diámetro de la Luna es un 12% mayor y, como consecuencia, refleja un 25% más de luz que cuando se encuentra en el apogeo.  Una superluna no solo es más grande sino que además ilumina más, potenciando la sensación de gran tamaño.

En fase de luna llena la Luna se encuentra situada en el cielo en el lugar opuesto al Sol. Por tanto, cuando el Sol se pone por el Oeste, la luna llena sale por el Este. La sensación subjetiva de tamaño está relacionada no solo con el objeto que vemos sino con su entorno. Una gran luna llena perfilada entre edificios o montes lejanos nos va a parecer más grande aún. Este efecto de perspectiva potencia una sensación de gran tamaño de la Luna.

Superluna del 14 de noviembre

El lunes 14 de noviembre podremos observar una superluna muy especial. La luna llena se va a producir en un punto realmente próximo al perigeo. Esto significa que va a ser un poquito más grande que otras superlunas, aunque es ciertamente difícil darse cuenta a simple vista.

Pero bueno, lo cierto es que va a ser la superluna más grande que se ha podido observar desde el 26 de enero de 1948. Si queremos ver otra más grande habrá que esperar al 25 de noviembre del 2034 (Fecha en que, como siempre la Agrupación Navarra de Astronomía estará presente para no perderse el espectáculo)

En resumen, un bonito espectáculo para ver… si las nubes no nos lo impiden.

.

* Es posible tener un mes de febrero sin luna llena y también es posible observar dos lunas llenas el mismo mes, lo que se conoce como luna azul (blue moon)

.

Así se vio la conjunción Marte-Antares:

 

Como anunciábamos aquí, la semana pasada tuvo lugar un bonito acercamiento entre el planeta Marte y la estrella Antares (la estrella más brillante de la constelación del Escorpión). Además, el planeta Saturno estaba muy cerca de ambos astros, dando más vistosidad al fenómeno.

El tiempo acompañó, pues no sólo el cielo estuvo despejado, sino que, además, las noches fueron calurosas, lo que habrá animado a más gente a mirar al cielo y contemplar el fenómeno.

En estas tres fotografías que hice en tres días sucesivos (los días 22, 23 y 24) se observa perfectamente cómo el planeta Marte (el astro más brillante en las fotos) se va moviendo respecto a los demás astros. Como se ve, se mueve hacia la izquierda, pasando, como decíamos, cerca de la estrella Antares.

22-08-2016

El día 22, Marte (el astro más brillante en la foto) se encuentra cerca de Antares (la estrella que vemos debajo de él y a la izquierda). Saturno también está cerca (encima de él, aunque un poco más alejado).

23-08-2016

Al día siguiente (día 23), vemos que Marte se ha desplazado un poco hacia la izquierda. Hoy está un poco más cerca de Antares.

24-08-2016 (1)

Un día después (el día 24): Marte se ha movido un poco más. Forma casi una línea vertical con Antares (debajo) y Saturno (encima). Hoy es su máximo acercamiento a Antares.

En definitiva, ha sido un fenómeno bastante bonito y llamativo, que sin duda habrá llamado la atención de muchas personas que -casualmente o no- estas noches hayan mirado al cielo.

Por cierto, al contemplar tan próximos entre sí a Marte y Antares, hemos podido percibir muy bien eso que diferencia a los planetas de las estrellas cuando los vemos en el cielo: que las estrellas titilan (debido a las turbulencias de la atmósfera) mientras que los planetas brillan con una luz fija.

En este vídeo podemos ver dicha diferencia:

¡Un cordial saludo!
🙂

Perseidas 2016. ¿Más espectaculares que otros años?

Al menos eso dicen algunas predicciones. Y nosotros, qué vamos a decir, nos gustaría que fuera así. Pero cuando se trata de predicciones sobre lluvias de estrellas fugaces, hay que ir con cautela.

El “padre” de las estrellas fugaces que denominamos Perseidas es el cometa Swift-Tuttle. Un cometa de unos 26 km de diámetro que cada 133 años aproximadamente se acerca al Sol, cruzando la órbita terrestre y dejando en su camino una infinidad de partículas, literalmente desmigadas de su superficie.

Esas partículas tambien orbitan el Sol, pero debido a que se desprenden con una pequeña velocidad, acaban formando una nube muy alargada y dispersa, alrededor de la órbita del cometa. A esta nube muchas veces se le llama “tubo”. Cada paso del cometa cerca del Sol deja un tubo.

Cuando la Tierra, al moverse en su órbita, cruza uno de esos tubos, las partículas que lo forman entran en la atmósfera. Debido a su velocidad, la fricción con el aire las quema y dejan un brillante y “fugaz” trazo en el cielo y unos cuantos “Ohhhhs” y “Ahhhhs” en los afortunados observadores (Que no es poco éxito si tenemos en cuenta que su tamaño oscila entre el del grano de arena y el del garbanzo)

Todas estas partículas entran en la atmósfera en la misma dirección, pero por un efecto de perspectiva parecen surgir de un único lugar del cielo. Este “punto” se denomina radiante y en el caso de las Perseidas se encuentra en la constelación de Perseo, de ahí el nombre de esta lluvia de estrellas (muy conocida también como las lágrimas de San Lorenzo)

El radiante de las Perseidas está en la constelación de Perseo

El radiante de las Perseidas está en la constelación de Perseo

La actividad de una lluvia de estrellas fugaces se mide mediante un parametro denominado Tasa Horaria Zenital (THZ) que nos indica el número de meteoros (estrellas fugaces) por hora que veríamos si el radiante estuviese localizado en el Zenit (Cenit), es decir, si tuviéramos el radiante justo en la vertical sobre nuestras cabezas.

El THZ depende de la cantidad de partículas en el “tubo” pero también de la posición del radiante respecto del observador. La posición cenital del radiante es la más favorable para la observación. En cambio, si el radiante esta próximo al horizonte  muchos  meteoros serán invisibles para nosotros, ocultos bajo el horizonte.

Las Perseidas suelen tener un THZ de unos 100 meteoros/hora. En nuestras latitudes el radiante no es cenital. Además una persona no puede observar todo el cielo al mismo tiempo, así que normalmente veremos muchas menos. En la figura se muestra la evolución del THZ en las Perseidas de 2015 donde la posición del máximo es claramente visible.

Evolución de la tasa horaria cenital (THZ) en las Perseidas de 2015

Evolución de la tasa horaria cenital (THZ) en las Perseidas de 2015 (Fuente, IMO)

Y esto nos lleva al asunto principal, las predicciones para este 2016…

Tenemos siempre la idea de que los cuerpos celestes repiten sus órbitas como relojes de precisión, pero no es así.  Los cuerpos pequeños, como cometas, asteroides y también las partículas que forman estos tubos, están sujetos a las continuas perturbaciones gravitatorias de otros cuerpos del Sistema Solar, en especial de Júpiter. Eso hace que los tubos de partículas puedan alterar sus órbitas cuando Júpiter, u otro planeta, les incordia con su presencia.

Pues bien, los expertos en el tema (osea, los frikis de las fugaces) han calculado que la influencia gravitatoria de Júpiter ha modificado las trayectorias de los tubos de partículas que dejó el Swift-Tuttle en los años 1079, 1479 y 1862, acercandolos a la órbita terrestre. Por este motivo se espera una densidad mayor de partículas y, por tanto, un número mayor de estrellas fugaces.

Bien, bien,… pero ¿cuántas?.  Aquí los frikis de las fugaces tienen opiniones diversas, pero todos coinciden en que este año el THZ será mayor. Unos dicen 120, otros 150 y algunos se aventuran a los 200 meteoros por hora. Alguno incluso más….

Pero son predicciones, y son difíciles de hacer. Esperemos que tengan razón y el espectáculo este año sea bueno. Las predicciones sitúan el máximo de actividad bien entrada la noche del 11 al 12 de agosto, pero conviene saber que ya las tenemos aquí hace días,  si bien con menor intensidad. Si queremos verlas, será mejor que busquemos un sitio oscuro, lejos de la ciudad. La luz de la Luna, en cuarto creciente, puede molestar un poco hasta que se oculte. Nuestro consejo: Tumbados en el suelo, sobre una colchoneta y bien abrigados…y a ser posible en grupo, que es más divertido.

Y si uno quiere pedir deseos, ¿porqué no? Yo cuando veo una bien gorda siempre pienso… ¡A ver si la siguiente es mejor! 

 

 

.

Galería de dibujos “¡Dale color a la Luna!”.

En la sesión “¡Dale color a la Luna!” del pasado sábado, muchos os animasteis a dibujar, dando rienda suelta a vuestra creatividad y mostrando vuestra versión más imaginativa y artística de la Luna.

El resultado ha sido una hermosa colección de Lunas, muy variadas y llenas de vida y color!

Os felicitamos por vuestras creaciones.

Aquí podéis ver los dibujos. ¿Encuentras el tuyo?

 

 

Además, uniendo todos los dibujos como si fueran piezas pequeñitas, hemos hecho estos mosaicos:

¡Pínchalos para verlos más grandes, ¡y verás que están formados por los dibujos de la Luna!

Dibujando la Luna Mosaico

LunaAzul Mosaico

Logo ANA NAE Blanco Mosaico

El 11 de junio… ¡Dale color a la Luna!

El próximo sábado, 11 de junio, la Agrupación Navarra de Astronomía va a realizar en Pamplona una actividad novedosa y creativa que hemos llamado “¡DALE COLOR A LA LUNA!“.

La actividad está enmarcada dentro de las actividades de El Barrio de los Artistas/Artisten Auzoa, que se van a celebrar en el pamplonés barrio de la Milagrosa del 8 al 12 de junio, y que estos días van a llenar las calles y plazas del barrio con aproximadamente 200 actividades artísticas diferentes.

www.somoselbarriodelosartistas.com

Nuestra “astro-artística” actividad va a tener lugar el sábado 11, a partir de las 21:00h, en el CCIS (antigua guardería en la calle Blas de Laserna), también conocido como “El nido”, pues será nido de multiples actividades artísticas estos días (talleres, exposiciones, actuaciones musicales…).

Éste es el programa completo de El Barrio de los Artistas, en el que, como ves, está la actividad de la Agrupación:

Programa: en castellano. en euskera.

La actividad de la Agrupación consistirá en que todas las personas que quieran (tanto niños como adultos) contemplen la Luna (que ese día se verá en el cielo en fase creciente) tanto a simple vista como con los telescopios que colocará la Agrupación, y se animen a dibujarla con total creatividad y libertad.  En el lugar colocaremos unas mesas, papeles, pinturas… para poder dibujar y “dar color a la Luna” con total creatividad.

La idea es que todas las personas que quieran experimenten el placer de contemplar la Luna, y expresar dicha experiencia artísticamente en el papel. ¡Una magnífica experiencia cósmica y artística en la que, una vez más, quedará demostrada la vinculación del universo y la astronomía con el placer estético y artístico!

Éste es el cartel de la actividad:

barrio de los artistas 2016

Además, como ves, posteriormente con todos los dibujos realizaremos un mosaico fotográfico gigante -que publicaremos en la web de la Agrupación, y en la de El Barrio de los Artistas- representando la Luna.

Así que, ¡ya sabes! Si quieres disfrutar de esta original actividad astronómica-artística-creativa, no lo dudes! La Luna, y cientos de pinturas de colores, te esperan!

Un saludo!
🙂

Nuestro programa de observaciones públicas del tránsito de Mercurio del 9 de mayo

¡Ya está! Lo tenemos preparado. Un programa completo de observaciones públicas para que todo el mundo pueda disfrutar en Pamplona y Cizur Mayor del tránsito de Mercurio el próximo 9 de mayo.

No una ni dos, sino ocho observaciones distribuídas por distintos lugares. Cubriremos todo el tránsito de Mercurio, desde su comienzo a las 13:12 hasta su final a las 20:40 (hora local) . ¡Si no lo ves es porque no quieres!. Observa la tabla y elige el lugar y la hora que más te convenga.

Desde hasta Lugar
13:00 14:30 UPNA
13:00 14:30 Plaza del Castillo
14:30 16:00 Zona hospitalaria
16:00 17:30 Mendillorri (Lago)
16:30 18:00 Zizur Mayor. Patio común colegios públicos Erreniega, Camino de Santiago y Catalina de Foix, frente al polideportivo del paseo Kirolaldea 2
17:30 19:00 Boulebard de la Rochapea (Paseo Anelier)
18:00 19:30 Plaza Félix Huarte
19:00 20:40 Parque de la Vaguada de San Juan

Las observaciones no son la única actividad que hemos programado. En CIVICAN estamos dando un ciclo de conferencias “Planetas lejanos, planetas próximos”. En la última de ellas (el 6 de mayo) hablaremos de Mercurio y del tránsito.

¿Te pica el gusanillo? Pocos días después del tránsito comenzará la Tercera edición del “Curso de introducción a la astronomía práctica”, ¡animáte!

En nuestra web tienes disponibles todos los detalles del tránsito.

 

 

 

.

¡Mercurio a la vista! (al atardecer).

Hoy, en la reunión habitual en la sede de la Agrupación, hemos tenido la ocasión de observar, desde la terraza, el planeta Mercurio. ¡Y vaya si lo hemos visto!

Mercurio es un planeta muy difícil de ver, porque se encuentra muy cerca del Sol, y por lo tanto generalmente se encuentra sumergido en la luz de éste; pero hoy era uno de los días más propicios del año para verlo (pues se encontraba en “máxima elongación” -es decir, distancia visual- respecto al Sol), así que no podíamos perder la ocasión para verlo.

Y ahí hemos estado, desde aproximadamente una hora después de ponerse el Sol, escudriñando a simple vista y con prismáticos el cielo del oeste, todavía muy iluminado por el Sol, en busta del pequeño y escurridizo planeta. Hasta que, por fín, alguien lo ha encontrado. ¡Ahí estaba!

Se veía, pero aún hemos tenido que esperar un rato más, a que el cielo se oscureciera un poco más, para verlo mejor.

Esta fotografía que he hecho se corresponde a esos primeros momentos en que era difícil verlo:

P1020103

Mercurio, casi imperceptible, sumido en la luz solar del crepúsculo.

 

Así, conforme pasaban los minutos y el cielo se iba oscureciendo, Mercurio se iba viendo cada vez mejor.
También iba descenciendo en altura, claro; pero esto no ha importado mucho, porque el cielo sobre el horizonte estaba muy despejado y limpio.

Pongo esta otra fotografía que he realizado cuando Mercurio ya se veía más brillante:

P1020124 (3)

Así, ha ido viéndose cada vez mejor, teniendo un brillo considerable:

P1020127

 

Por cierto, mientras tanto, también hemos contemplado otros espectáculos celestes que se veían a simple vista: la Luna, Júpiter… algunas constelaciones… la Estación Espacial Internacional, que ha cruzado el cielo atravesando Orión…

¡Es la ventaja de tener una terraza tan buena, que nos permite observar el cielo en todas las direcciones!

En definitiva, la sesión de observación de hoy ha sido muy bonita y provechosa, pues Mercurio, desde luego, no es algo que se vea todos los días.

Postdata:
Y ahora… tras esta “máxima elongación”… ¡a esperar a la siguiente gran cita “mercuriana”: el Tránsito que tendrá lugar dentro de tres semanas.
¡Estaremos preparados!
🙂

 

max elong mercurio 01 TRANSITO

Cómo observar el tránsito de Mercurio del 9 de mayo

Para poder observar el tránsito de Mercurio del próximo 9 de mayo hay que tener en cuenta varias cosas.

En primer lugar, y lo más importante, NUNCA DEBE MIRARSE DIRECTAMENTE AL SOL SIN LA PROTECCIÓN ADECUADA. Mirar al Sol sin protección, aunque sea solo un instante, causará un daño irreparable en la retina de nuestros ojos. Quizás uno esté pensando, ¡bah, es solo un momentico! NO, NO DEBE MIRARSE DIRECTAMENTE AL SOL NI SIQUERA UN INSTANTE Y MENOS AÚN A TRAVÉS DE UNOS PRISMÁTICOS O DE CUALQUIER INSTRUMENTO ÓPTICO SIN LA ADECUADA PROTECCIÓN. Nunca se insistirá suficientemente en esto. NO PUEDE USAR GAFAS DE SOL, CRISTAL OSCURECIDO, VIDRIO DE SOLDAR O CUALQUIER OTRA SOLUCIÓN SIN GARANTÍAS DE SEGURIDAD.

Es posible que conserve unas gafas de cartón con filtro solar incorporado y que usó para ver el último eclipse solar. Aunque estas gafas, si están en buen estado, proporcionan una visión segura del Sol no servirán para ver el tránsito de Mercurio, ya que el planeta es demasiado pequeño para poder distinguirlo a simple vista. Necesitamos aumentar la imagen del Sol. Se necesitaran entre 50 o 100 aumentos para ver el fenómeno.

Por la misma razón la proyección tipo “cámara oscura” como la que propusimos desde aquí para el eclipse del 20 de marzo de este año 2015 (Eclipses por un tubo) no servirá en esta ocasión

Tránsito de Mercurio el 7 de mayo de 2003. Foto de Philip Salzgeber

Tránsito de Mercurio el 7 de mayo de 2003. Foto de Philip Salzgeber

Dicho lo que no hay que hacer, vayamos con lo que sí se puede hacer para observar el tránsito

Método 1. Proyección de la imagen del Sol usando un telescopio. La imagen debe proyectarse sobre una cartulina blanca. Una segunda cartulina ajustada alrededor del telescopio proyectará una sombra sobre la primera, aumentando el contraste y facilitando la observación. Como los telescopios suelen llevar un pequeño telescopio buscador, es muy importante quitarlo para la observación y evitar que inadvertidamente nos quememos al pasar por detrás del buscador o, lo que es peor, que alguna persona desconocedora del peligro “eche un vistazo, a ver qué se ve”.

Método 2. Proyección de la imagen del sol usando unos prismáticos. Es parecido al anterior si bien la imagen que obtendremos será seguramente más pequeña y por tanto más difícil de identificar o de ver nítidamente a Mercurio. Hay que tener en cuenta que si usamos ambos tubos de los prismáticos obtendremos una imagen doble. Prácticamente imprescindible será disponer de un trípode y el adaptador para los prismáticos. A pulso va a ser muy difícil crear una imagen nítida y estable.

Aunque los métodos 1 y 2 permitirán observar el fenómeno hay que tener en cuenta que el pequeño tamaño de Mercurio juega en nuestra contra. Si la proyección no produce una imagen suficientemente grande y nítida, la observación puede resultar imposible.

Método 3. Usar un telescopio dotado de los filtros adecuados. Bien sean de mylar o vidrio aluminizado. Hay que asegurarse que las especificaciones del filtro cumplan con los requisitos para observación solar. Antes de usar estos filtros es necesario verificar que no están dañados y que efectivamente bloquean la luz (no tienen agujeritos o desgarros). Fije bien el filtro al telescopio y asegúrelo con un poco de cinta de carrocero para evitar que se desprenda accidentalmente. Los filtros pueden cambiar ligeramente la tonalidad de color del Sol.

Método 4. Acuda a las observaciones programadas por la Agrupación Navarra de Astronomía, o en su defecto por las de la agrupación de astronomía de su localidad, y disfrute del espectáculo con total seguridad y con la posibilidad de preguntar todo aquello que quiera saber.

Nosotros anunciaremos nuestras observaciones en breve.

Mercurio, el protagonista del tránsito del 9 de mayo

.