Así se vio el eclipse parcial de Luna desde Pamplona.

Como dijo ayer, con buen sentido del humor, un compañero nuestro: «Este eclipse es doble, porque tenemos el eclipse normal, y, además, las nubes eclipsan el eclipse».

Y, efectivamente, así fue. Ya desde mitad de la tarde el cielo de Pamplona se fue llenando de nubes, lo que auguraba una mala sesión de observación del eclipse.

Sin embargo, no fue así. La velada en el parque de Aranzadi (donde teníamos organizada la observación, y donde instalamos una gran cantidad de telescopios para observarlo) fue muy agradable. Al lugar se acercó bastante público (aun sabedor de que las nubes no iban a permitir ver el evento), lo cual fue una buena ocasión para hablar de astronomía, intercambiar experiencias, «enredar» con los telescopios…

… E incluso hubo algunos momentos en que sí se pudo ver el eclipse.

La primera sorpresa que contemplamos en la noche fue la salida de la Luna sobre el horizonte. Aunque, por culpa de las nubes, no se apreciaba la Luna como tal, sí se veía un «resplandor extraño y sugente» entre las nubes, como se ve en esta fotografía:

Un replandor extraño. ¡Ya sale la Luna!

Más tarde, el cielo se opacó más todavía, no permitiendo percibir ni siquiera la ubicación de la Luna.

Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías, y a que la Agrupación había llevado una pantalla grande para proyectar la Luna en vivo, tuvimos la ocasión de ver el eclipse en tiempo real desde otros lugares del mundo a través de internet. Y, así, estuvimos viendo el eclipse transmitido en directo desde lugares como Croacia o Australia.

Viendo el eclipse en tiempo real.

Esa misma pantalla dio mucho juego esa noche, pues la aprovechamos también para ver fotografías, dar explicaciones y mostrar simulaciones del cielo al público allí congregado.

Pero la sorpresa mayor vendría después: coincidiendo más o menos con la hora del máximo del eclipse, las nubes que cubrían el cielo empezaron a perder opacidad, y la Luna empezó a verse a través de las mismas, momento que aprovechamos para apuntar los telescopios hacia ella.

Así, durante un rato, aunque fuera a través de una capa de nubes, pudimos contemplar el eclipse.

Contemplando el eclipse.

Una imagen del eclipse (a través de las nubes).

Pero no sólo pudimos ver el eclipse. Durante un rato se hicieron visibles también los planetas Júpiter y Saturno, y las personas congregadas pudieron contemplarlos con los telescopios, teniendo especial éxito los anillos de Saturno.

En definitiva: aunque, por culpa de las nubes, no pudimos disfrutar del eclipse de la manera en que nos hubiera gustado, la de ayer en el parque de Aranzadi fue una agradable velada astronómica en la que, gracias a las personas allí congregadas, hubo ocasión, además de contemplar el cielo, de compartir experiencias y charlar sobre astronomía en un ambiente cordial y relajado.

Cómo observar el eclipse de Luna del 16 de julio desde Navarra.

El próximo 16 de julio va a tener lugar un ECLIPSE PARCIAL DE LUNA visible desde Navarra. A continuación te damos los datos necesarios para poder observarlo:

Los eclipses de Luna se producen cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean en el espacio de tal forma que la Tierra proyecta su sombra sobre la superficie de la Luna, de modo que vemos cómo la Luna va oscureciéndose conforme va entrando en la sombra de la Tierra.

Los eclipses de Luna pueden ser totales (cuando la Luna se sumerge entera en la sombra de la Tierra), parciales (cuando sólo una parte del disco lunar es oscurecido por la sombra), o penumbrales (cuando no es la sombra, sino únicamente la penumbra la que oscurece a la Luna).

El eclipse de este martes va a ser parcial, oscureciéndose casi el 70 % del disco lunar.

En este gráfico que mostramos a continuación, puedes ver las horas en que van a ocurrir las distintas fases del eclipse.

Importante: las horas están expresadas en Tiempo Universal. Para hallar la hora local (la de nuestros relojes), hay que sumar DOS horas.

Como puedes ver, además del oscurecimiento por la sombra, la Luna experimenta también un oscurecimiento por la penumbra de la Tierra. No obstante, en los eclipses lunares la penumbra es muy tenue (prácticamente inapreciable), resultando interesante únicamente el oscurecimiento por la sombra.

Cómo verlo desde Navarra:

La noche del eclipse, la Luna saldrá por el horizonte hacia las 19:40 (21:40 en hora del reloj). Éste será, pues, el primer fenómeno interesante (y espectacular) de la noche: la salida de la Luna llena por el horizonte. Esta aparición tendrá lugar por el horizonte sureste, y sucederá a la vez que el Sol se está poniendo en el lado opuesto del cielo (por el sudoeste), con lo cual el cielo estará todavía muy iluminado. En ese momento, veremos surgir la Luna totalmente redonda, pues, aunque ya habrá comenzado el eclipse, éste se encontrará únicamente en la fase penumbral, que, como hemos dicho, es casi imperceptible.

Recomendamos, para observar la salida de la Luna, un horizonte lo más despejado posible.

Como hemos visto en el esquema anterior, el primer contacto con la sombra va a tener lugar a las 20:01 (22:01 en hora del reloj). En este momento la Luna estará «recién salida» por el horizonte, y por lo tanto todavía a muy poca altura sobre el mismo (a sólo 3º de altura).

Más tarde -a las 21:31 (23:31 en hora del reloj), y con la Luna ya a 14º de altura sobre el horizonte-, tendrá lugar el máximo del eclipse. En este momento, la Luna tendrá casi el 70% de su disco oscurecido.

Y a partir de ahí, se invertirá el proceso: la Luna empezará a salir de la sombra de la Tierra, siendo cada vez mayor su parte iluminada, hasta que el último contacto con la sombra tenga lugar a las 22:59 (00:59 en hora del reloj), con la Luna ya a 22º de altura sobre el horizonte. En este momento la Luna recuperará su aspecto normal de Luna llena (totalmente redonda), persistiendo únicamente la casi-imperceptible fase penumbral.

Júpiter y Saturno, compañeros de la Luna:

La noche del eclipse nos ofrecerá también otro aliciente: la presencia de los planetas Júpiter y Saturno.

Ambos se encontrarán en el cielo (visibles a simple vista) a la derecha de la Luna. Júpiter -el más brillante- estará bastante alejado de ésta (a unos 40º de distancia), pero Saturno estará muy cerca (a unos 10º).

En esta imagen podemos ver la situación que tendrán ambos planetas en el momento del máximo del eclipse:

Júpiter y Saturno, visibles durante el eclipse.

Será, pues, una buena ocasión para -sobre todo si disponemos de telescopio- observar ambos planetas.


En definitiva:
En la noche del martes nos espera una magnífica velada astronómica con el vistoso fenómeno del eclipse parcial de Luna. Aunque éste no tendrá la espectacularidad de un eclipse total, resultará curioso ver en una misma noche el aspecto cambiante de la Luna. Además, no debemos perdernos, antes del eclipse, la salida de la Luna por el horizonte, que será realmente espectacular. Y, por si fuera poco, los planetas Júpiter y Saturno nos acompañarán haciendo a esta noche todavía más especial.

Cómo observar el eclipse de Luna del 27 de julio desde Navarra:

El próximo 27 de julio, va a tener lugar un ECLIPSE TOTAL DE LUNA visible desde Navarra. A continuación te damos la información necesaria para poder observarlo:

 

¿Qué es un eclipse de Luna?

Un eclipse de Luna sucede cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean de tal forma en el espacio, que la Tierra proyecta su sombra sobre la superficie de la Luna. Observar un eclipse de Luna es, pues, ver cómo la Luna se va oscureciendo conforme va entrando en la sombra de la Tierra.

Si el eclipse es total (como es el caso del próximo 27 de julio), la Luna se sumerge entera en dicha sombra, y, por lo tanto, todo el disco lunar es oscurecido.

En el siguiente dibujo vemos una representación del fenómeno. Como puedes ver, además de la sombra, la Tierra también proyecta al espacio una penumbra. De todas formas, la penumbra es muy tenue, y resulta casi imperceptible cuando se proyecta sobre la Luna.

Esquema de un eclipse de Luna.

 

El eclipse del 27 de julio:

Los eclipses totales de Luna tienen una duración de varias horas, en las que van sucediendo distintos fenómenos: el primer contacto con la penumbra, el primer contacto con la sombra, la fase de totalidad, etc…
A continuación te presentamos un esquema del eclipse del 27 de julio, con las horas en que va a ocurrir cada fase del mismo:

Importante: las horas están expresadas en Tiempo Universal. Para obtener la hora del reloj, hay que sumar DOS horas.

Por desgracia, en Navarra no vamos a poder ver las primeras fases del eclipse, porque, en el momento en que suceden, la Luna estará por debajo del horizonte, todavía sin salir.

La Luna saldrá por el horizonte sureste a las 19:30 en Tiempo Universal (que son las 21:30 en hora del reloj), y lo hará ya eclipsada. Es a partir de entonces cuando podremos empezar a observarla, aunque, debido a su escaso brillo y a la luminosidad del cielo (en ese momento se estará poniendo el Sol por el lado opuesto del cielo), habrá que darle un tiempo para que coja altura y podamos divisarla. Por este motivo, es importante que nuestro lugar de observación tenga el horizonte muy despejado.

En esta imagen del Stellarium vemos qué aspecto tendrá a las 20:22 (22:22 en hora del reloj). A esta hora, la Luna ya habrá ascendido un poco, aunque seguirá estando a poca altura (a unos 8º sobre el horizonte):

En este momento la Luna se encontrará en la fase central del eclipse. Cabría esperar que, en esta fase, la Luna fuera totalmente invisible. Pero no es así. En los eclipses de Luna, la Luna NO se oscurece del todo. Al ser la Tierra un planeta con atmósfera, una pequeña parte de la luz del Sol consigue «colarse» por la atmósfera de la Tierra llegando hasta la Luna e iluminándola un poco. Por este motivo, en la fase de totalidad, la Luna brilla un poco, y además lo hace con un cartacterístico color rojo que le da un aspecto extraño y fascinante a la vez.

La Luna, en la fase de totalidad, con su característico color rojo.

En el dibujo que te hemos mostrado antes, habrás observado cómo debajo de la Luna se ve, muy brillante, el planeta Marte. Y es que precisamente estos días el «planeta rojo» se encuentra a una distancia mínima a la Tierra destacando en el cielo con un brillo excepcional. Va a ser, pues, Marte un magnífico acompañante de la Luna en la noche del eclipse, dándose la coincidencia, además, de que ambos mostrarán en el cielo un intenso color rojo.

A continuación, os mostramos el aspecto que tendrá la Luna a las 21:13 (23:13 en hora del reloj), que es cuando termina la fase de totalidad. A esta hora la Luna ya se encontrará a una altura de 14º sobre el horizonte. El planeta Marte, por supuesto, también habrá ascendido.

A partir de entonces, veremos cómo, poco a poco, la sombra de la Tierra se va retirando de la superficie de la Luna, hasta que ésta recupere su aspecto «normal», redondo, de Luna llena.

La Luna empieza a «destaparse».

El último contacto con la sombra tendrá lugar a las 22:19 (00:19 en hora del reloj), y aquí podremos dar por terminado el eclipse, pues, aunque todavía falte la fase penumbral, como hemos dicho antes, la penumbra es casi inapreciable.

EN DEFINITIVA:

El día 27 nos espera un bonito eclipse. En Navarra no podremos ver el comienzo del mismo, pero sí veremos durante mucho rato la fase de totalidad. Para ello tendremos que buscar un lugar con el horizonte sureste despejado, que es por donde saldrá la Luna ya eclipsada. Y, después, contemplaremos el fin de la totalidad, con la Luna iluminándose poco a poco, hasta llegar al final del eclipse.

Un espectáculo magnífico para una noche veraniega, que te recomendamos observar a simple vista, pero, también, si puedes, con unos prismáticos o con telescopio.

La Agrupación Navarra de Astronomía-Nafarroako Astronomia Elkartea realizará una observación abierta al público, con telescopios, en Pamplona. Encontrarás información sobre ello en nuestra web.

Un cordial saludo, y feliz eclipse!