Las maravillosas Pléyades.

El cúmulo abierto de las Pléyades (también conocido como M45) es uno de los objetos más bonitos que podemos observar a simple vista en el cielo.

Se trata de un cúmulo estelar formado por centenares de estrellas, situado a unos 440 años luz de la Tierra, en el que abundan las estrellas azuladas y blanco-azuladas. Además, una tenue nebulosa azulada de reflexión (visible solamente en las buenas fotografías) rodea a dichas estrellas.

pleyades grande

El cúmulo de las Pléyades. Obsérvese la nebulosidad azul que rodea a las estrellas.

Nosotros, desde la Tierra, vemos este cúmulo a simple vista como un pequeño racimito de estrellas situado en la constelación de Tauro.

El número de estrellas que distinguimos a simple vista depende de la agudeza visual de cada persona:  algunas personas ven “un manchurroncito” sin llegar a diferenciar estrellas individuales, y otras ven cinco, seis… siete… , e incluso más. Lo normal con una vista aguda es ver siete estrellas, motivo por el que a este cúmulo se le suele denominar “las siete cabritillas”.

tauro stellarium

Las Pléyades en la constelación de Tauro.

 

Pero… ¿De dónde le viene el nombre a este cúmulo? Es decir, ¿Quiénes eran las Pléyades?

“Pléyades” en griego significa “palomas”, pues para los griegos este cúmulo era una banda de palomas volando en el cielo. Una bonita, y poética, imagen.

Pero, a su vez, las Pléyades eran siete personajes mitológicos. Siete hermanas, hijas del titán Atlas (el famoso personaje famoso por sujetar bajo sus hombros el peso del firmamento) y de la ninfa marina Pléyone.

Los nombres de las siete Pléyades son los siguientes (cada uno de los cuales corresponde a una estrella del cúmulo): Alcione, Electra, Maya, Merope, Tayjeta, Asterope y Caeleno.

Según la leyenda, estas siete jóvenes, que formaban parte del cortejo de la diosa Artemisa (la diosa cazadora), se vieron acosadas por el gigante Orión, que las perseguía sin cesar; ante lo cual Zeus, para ayudarlas a escapar de Orión, las convirtió en palomas y las puso en el cielo.

… Donde aún las vemos hoy en día.

(Por cierto, también hoy en día vemos a Orión, en forma de constelación, que las está persiguiendo, aunque siempre sin alcanzarlas).

Pongo aquí este dibujo que he realizado en el que vemos a las siete Pléyades. He dibujado sus caritas, he puesto sus nombres, y también la magnitud (brillo) de cada una de ellas.  Como veis, dos de las estrellas del cúmulo son los dos padres de las Pléyades: Atlas y Pléyone.

dibujo pleyades

En definitiva, estamos ante un bonito cúmulo estelar fácilmente observable a simple vista (y más bonito con prismáticos o telescopio), que, como sucede con muchos otros astros del firmamento, tiene, además de una gran belleza y un gran interés científico, un gran interés mitológico.

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 Respuestas a Las maravillosas Pléyades.

  1. Pingback: Mercurio, el dios de las sandalias aladas. - AGRUPACIÓN NAVARRA DE ASTRONOMÍA

  2. Raúl Saavedra dice:

    Hola, me gustaría saber si en alguna de las constelaciones de las Pléyades pudiera existir vida en alguno de sus planetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *