Perseidas 2015: lluvia con lluvia (de estrellas y de la otra)

La pasada semana la lluvia de estrellas de las perseidas estaba en su mejor momento. El máximo de actividad, según las predicciones, era la noche del 12 al 13 de agosto. Como el tiempo anda loco, después de un julio abrasador hemos tenido una primera mitad de agosto más bien pasada por agua, las previsiones no eran muy halagüeñas. Pero como en la familia las perseidas es una lluvia que observamos tradicionalmente, nos aventuramos a ir a las Bardenas con la esperanza de mejor tiempo y mucho horizonte de observación.

El resultado… que allí también había nubes, ¡claro!. A última hora de la tarde se empezó a formar una tormenta, con considerable aparato eléctrico. Las nubes se iluminaban continuamente a causa de los rayos creando todo un espectáculo de luz y sonido.

Las nubes no cubrían el cielo completamente, más bien veíamos el grueso de la tormenta a media distancia. Había claros suficientes para no perder la esperanza. Y así fue que estando disfrutando del espectáculo de rayos y relámpagos cruzó una primera estrella fugaz, muy brillante, causando la exclamación de los que por allí estábamos. Su dirección era inequívoca, la primera perseida de la noche.

No fue la única, vimos bastantes entre los claros de la tormenta. Puse también la cámara, con la esperanza de congelar el paso de alguna estrella fugaz en una imagen decente. El resultado, muchas imágenes de la tormenta, con diferentes exposiciones, y entre ellas, una bonita perseida para el recuerdo.

Aquí os dejo la foto con la perseida, o mejor dicho un recorte de la foto original, un poco más saturado para resaltar la traza. Podéis ver la nube, muy luminosa por la acumulación de destellos de rayos en su interior durante la exposición y las luces rojas de unos aerogeneradores cercanos. La traza del meteoro está un poco arriba y a la derecha del centro de la imagen.

Perseida 2015 desde las Bardenas Reales de Navarra (Foto Carlos Sáenz)

Perseida 2015 desde las Bardenas Reales de Navarra (Foto Carlos Sáenz)

Es fácil identificar algunas constelaciones. La traza comienza cerca de la nube, en Pegaso. Luego cruza la pequeña constelación de El Caballo pasando  muy cerca de su estrella más brillante (alfa). La traza muere finalmente en Acuario, por la que pasa un tanto de refilón, cerca de su estrella épsilon (un poco debajo y a la izquierda del final de la traza) y justo antes de llegar al límite con Capricornio. Un poco más arriba, a las 12 y en el borde de la nube se identifica la pequeña constelación del Delfín. A su derecha y más arriba, la brillante Altair presidiendo la constelación del Águila. Abajo a la derecha Capricornio (es fácil seguir los puntos y dibujar el “pañuelico de San Fermín”

Al final, tuvimos el espectáculo completo y la lluvia (la que moja) apareció, pero se portó bien y lo hizo mucho más tarde.

Fotografiando a Júpiter

Tal y como prometí la semana pasada, voy a publicar mi primera foto de Júpiter a color utilizando una cámara monocromática y una rueda porta-filtros con los clásicos filtros RGB. Como tubo óptico usé mi C8 (Smith Cassegrain 2000 mm de focal y 200 de apertura, o sea, f10) montado en una montura altacimutal con goto nextar de Celestron.

WP_20150316_004

Una vez montado y puesto en estación, dejé el tubo aclimatando durante una hora para evitar la turbulencia interna del tubo. Ya estaba suficientemente turbulenta la noche… Como estaba fotografiando desde la terraza de casa, vi una serie y en cuanto terminó salí a capturar los videos. En las siguientes imágenes podéis ver las componentes de luz, R, G y B de arriba a abajo.

jupiter10010 jupiter10011 jupiter10012jupiter10013

Como podréis observar, la imagen de luz (sin filtros), aunque en blanco y negro, ofrece la clásica vista de júpiter con todos los detalles. Por otro lado, al descomponer esta imagen en los diferentes colores capturando la imagen con los diferentes filtros, vemos que se pierden detalles, siendo la que más detalle muestra la componente roja.

jupitercolor

Finalmente, la imagen compuesta de la tricromía. Realizando el apilado con el software gratuito gimp, obtenemos ese resultado. Para ser la primera imagen que realizo con filtros estoy bastante contento. Eso sí, es muy mejorable. En primer lugar, la noche no estaba muy allá. En segundo, el seguimiento de la montura no era muy bueno y Júpiter salió muy movido. Por lo tanto, al no ser una óptica perfecta, las imágenes tienen un foco ligeramente diferente y por eso las lunas parecen algo coloreadas. En la imagen final no es tan evidente, pero también afecta. En conclusión, la próxima vez me lo tengo que currar un poco más. ¡Pero solo un poco!

 

Nuevo programa para fotógrafos planetarios

En los últimos años, desde la aplicación de las webcam, la observación de los planetas se ha multiplicado, de forma que se encuentran vigilados casi las 24H ya sea en un punto de la Tierra u otro. Esto ha permitido que se detecten con mayor frecuencia algunos eventos como impactos. Sin embargo, estas observaciones suelen realizarse mediante la grabaciones de vídeos que no son analizados fotograma a fotograma, por lo que suelen escaparse estos sucesos.

Acaban de publicar en esta web: http://www.pvol.ehu.es/software/ , un programa que se dedica a analizar los mismos vídeos que luego pasamos a Registax para buscar impactos, y que permite a los investigadores detectar las huellas que dejan en la atmósfera.