Aniversario de la muerte de Giordano Bruno: paladín del universo infinito

   Imagen principal

El 17 de febrero de 1600, Giordano Bruno fue quemado vivo en la hoguera, en el Campo de’ Fiori en Roma, luego de ocho años de encierro y proceso inquisitorio.

Monumento GB

Monumento a Giordano Bruno en el Campo de’ Fiori

Cuando en diciembre de 1599 la Inquisición finalmente le presentó a Bruno las proposiciones heréticas de las que debía abjurar, el filósofo italiano se negó a arrepentirse de su pensamiento. Bruno fue condenado y sentenciado como “hereje impenitente, pertinaz y obstinado”.

Hoy recordamos a este hombre visionario. Y te contamos aquí solo un par de “infinitas” razones:

Años antes del invento del telescopio, Bruno, un filósofo y fraile dominico nacido en 1548, sostuvo la infinitud del universo, en un momento histórico donde se creía, argumentaba y se hacían cálculos astronómicos considerando siempre que la bóveda celeste era el límite del cosmos.

geocentrico-ptolomeo

El universo de Ptolomeo

Bruno se percató de que considerar que el universo posee un límite físico era una conclusión derivada de una percepción errónea, es decir, de creer que el universo termina justo ahí donde termina también el alcance de nuestros sentidos.

“Debe de haber un procedimiento a la hora de pedir testimonio a los sentidos… Es el intelecto el que debe guiarlos y dar razón de las cosas que están alejadas en el tiempo y en el espacio…”

Bóveda celeste

Cruzando el “límite” de la bóveda celeste

Contra todas las creencias -religiosas, filosóficas y científicas- de la época, Bruno afirmó que el universo es espacialmente infinito y que los astros, poblando todo el espacio, son innumerables. Con convicción, sostuvo que las estrellas de la noche son soles como el nuestro y que existen infinitos soles, cada uno con sus planetas girando alrededor.

“Hay un infinito, es decir, una región etérea inmensa, en la cual existen innumerables e infinitos cuerpos, como la tierra, la luna y el sol, que nosotros llamamos mundos…”

Este filósofo fue el primer defensor realista de las tesis copernicanas: proclamó los movimientos terrestres y la centralidad del sol. Sin embargo, Bruno fue mucho más allá que Copérnico, pues el polaco aún con su visión cosmológica revolucionaria, mantuvo la concepción de un límite universal.

copernico2

Copérnico y su modelo cosmológico

No obstante, Bruno rompe con la idea del límite y sostiene que considerar a nuestro sol el centro del cosmos es prácticamente un sinsentido: en la infinitud espacial todos los soles son centros relativos.

“Podemos afirmar con certidumbre que el universo es todo él centro o que el centro del universo está en todas partes y que la circunferencia no existe…”

Bruno expuso su visión del cosmos en varias de sus obras, principalmente, en tres diálogos italianos: La cena de las cenizas; De la causa, principio y uno; Sobre el infinito universo y los mundos.

Si quieres conocer más sobre las fascinantes tesis cosmológicas de Giordano Bruno, te animamos a leer su diálogos. ¡Te llevarás una grata sorpresa!

¿Cuál es tu eclipse preferido?

Preparando las actividades del eclipse del 20 de marzo me venían a la memoria eclipses de tiempos pasados, eclipses que para mí tienen un interés especial.

Ya sabemos que un eclipse se produce bajo unas condiciones concretas determinadas por la particular danza espacial de la Luna, la Tierra y el Sol. Un baile que hoy conocemos bastante bien, ya que podemos predecir cuándo y dónde se verá un eclipse en el futuro, o cuándo y dónde se vio o pudo ver un eclipse en el pasado.

Pero no nos engañemos, un eclipse no es atractivo porque podamos predecirlo con gran precisión. Un eclipse es atractivo porque es todo un espectáculo, una casualidad que nos sorprende, un capricho de la naturaleza que nos emociona por su belleza. Muchos son los eclipses del pasado que han inspirando todo tipo de sensaciones en las personas que los observaban.

Y a eso vamos, ¿Cuál es tu eclipse preferido?. Quizás fuiste testigo de uno, quizás un eclipse ocurría en algún momento importante de tu vida o coincidiendo con algún hecho histórico que a tí te llama la atención. Sea cual fuere la razón queremos que nos lo contéis. Mandadnos un comentario aquí o en nuestro Facebook, decidnos la fecha del eclipse y donde fue visible, pero decidnos sobre todo por qué este eclipse es especial para vosotros.

Par romper el hielo, os dejo tres eclipses que a mí personalmente me parecen especiales.

Eclipse de Sol. Parecido a como se verá desde Navarra. Foto de Patxi Martinez. ANA/NAE

Eclipse de Sol. Parecido a como se verá desde Navarra. Foto de Patxi Martinez. ANA/NAE

Eclipse del 28 de mayo del 585 A.C.

Un eclipse especial al menos por dos motivos. En primer lugar hay razones para pensar que este eclipse fue predicho por Tales de Mileto, quizás porque conocía ciclo de Saros. Es difícil no obstante que pudiese predecir la fecha esacta y menos aún el lugar donde el eclipse se vería como total. En cualquier caso, de ser esto cierto, asunto éste no exento de polémica, se trataría de la primera predicción conocida de un eclipse.

Por otro lado, ese día y como venía siendo frecuente tras años de luchas entre ellos, lidios (Tales de Mileto pertenecía al ejercito lidio) y medos se aprestaban para el combate. En algún lugar de Anatolia, todavía temprano por la mañana, el Sol se oscureció sobre ambos ejércitos. Un eclipse total dura unos pocos minutos, pero al parecer les causo suficiente impresión como para detener inmediatamente las acciones bélicas y en poco tiempo establecer la paz.

Eclipse del 29 de mayo de 1919.

Con motivo de este eclipse los británicos Sir Arthur Eddington y Sir Frank Dyson realizaron sendas expediciones científicas a Isla Príncipe y a Sobral (Brasil) respectivamente. El objetivo era tomar medidas precisas de las posiciones de estrellas que en ese momento aparecerían en el cielo en los alrededores del Sol eclipsado. Evidentemente algo posible solamente durante un eclipse. Y todo porque un científico alemán de nombre Albert Einstein había elaborado una nueva teoría, la Teoría de la Relatividad General, que de forma revolucionaria explicaba la gravedad y sus efectos. Según Einstein las las estrellas cuya posición aparente estaba próxima al Sol deberían aparecer desplazadas una cantidad concreta, que él había calculado… El resultado de este experimento fue que Einstein tenía razón. El primer experimentum crucis para la relatividad fue un éxito, un éxito al que seguirían otros muchos…

Desde luego un eclipse muy importante para la ciencia… pero en mi opinión hay algo más que lo hace doblemente especial. En 1919 la Primera Guerra Mundial acababa de finalizar, más bien estaba finalizando ya que el tratado de Versalles se firmó el 28 de junio de 1919. Inglaterra y Alemania había luchado en bandos contrarios. Sin embargo, un poco antes, en mayo de ese año, científicos británicos fueron a estudiar las predicciones de un científico alemán. Tras analizar los datos, Eddington publicó sus resultados, dando la razón a Einstein en 1920… creo que no es necesario decir más.

Eclipse del 11 de agosto de 1999

Para acabar, aunque quizás lo debería haber puesto en primer lugar, uno cuya importancia es más personal. Un eclipse total que pude disfrutar con mi familia. Lo observamos desde el balneario de Blumau, en Austria. Una experiencia inolvidable, por el eclipse, por el lugar y sobre todo por la compañía.

Si fuimos testigos de un eclipse seguro que lo recordamos. Y si no lo fuimos, es probable que conozcamos un eclipse que tuvo alguna importancia especial. Sea cual fuere el caso ¿Cual es tu eclipse preferido?. Dejanos un comentario. Cuándo fué, desde donde se observó, y sobre todo, por qué es especial para tí. Usa el comentario de esta página o nuestra página de Facebook.

¡A ver si entre todos hacemos una interesante lista de eclipses!

.